Arcadi Espada: «¿Acaso no es «¡Caixa, cobri!» el lema de los periodistas catalanes?»

Juan Cruz Osta (PD).- La última hazaña del Colegio de Periodistas de Cataluña ha encendido a Arcadi Espada. «Cogerán» 10 euros a cada colegiado para pagar la multa a un grupo de saboteadores indenpendentistas que no están dispuestos a que la nacionalista TV3 no sea también la televisión de Valencia. Y así lo dice Espada: «Probablemente sea difícil encontrar una institución catalana más reaccionaria e inútil, donde la alianza de lo política y nacionalmente correcto con la cobardía cívica haya dado un resultado más impresionante«.

Tal y como publicó Periodista Digital, el Colegio de Periodistas de Cataluña va a coger de la cuenta de cada uno de sus asociados 10 euros, salvo el que expresamente diga que no quiere, para sufragar una multa a una asociación nacionalista que trató, en contra de una decisión judicial, de sabotear los repetidores de TV3 implantados en la provincia de Alicante.

Arcadi Espada, miembro fundador de Ciudadanos de Cataluña, ve así en su columna de El Mundo al Colegio de Periodistas de Cataluña.

«Sus maneras y su moral quedan minúscula pero nítidamente reflejadas en este último gesto con que ha obsequiado a sus afiliados. Enterado de que una asociación había recibido una multa por diseminar ilegalmente en la Comunidad (otrora Països) Valenciana la señal telepredicadora de TV3, ha corrido raudamente en su ayuda para contribuir a pagarla».

«Lo más interesante, sin embargo, es el procedimiento. El decano Rius ha firmado una carta donde se anuncia la necesidad de que todos los colegiados contribuyan con 10 euros al pago de la sanción. No es un ruego. Es un anuncio, dado el estado de necesidad patriótica. La cantidad se cobrará en cuenta, excepto al que proteste. El que proteste habrá de identificarse en fondo y forma, y sólo entonces se le devolverá la derrama que, en este caso y contrariando su naturaleza vespasiana, olerá y olerá muy mal, cual denario vomitado. El sentido profundo de la iniciativa ha querido ser rápidamente amartillado por un mosquetero patriótico, que después de alabar la iniciativa y su procedimiento ha escrito que la lista pederasta debe hacerse pública para que la comunidad sepa quién (y sobre todo qué) es su vecino».

Según la opinión de Espada:

«Sin embargo, aunque apasionada, la del mosquetero es una preocupación vana. No habrá necesidad de ninguna lista, ni de colgarlos. En realidad no habría necesidad ni de carta, y, observado atentamente, el gesto del decano Rius parece cruzar esa línea donde el respeto empieza a convertirse en ofensa. ¿Acaso no conoce el decano a su gente? ¿Acaso no sabe con qué callado coraje han contribuido a hacer de Cataluña una inmensa y modélica Caja B? ¿Acaso no es «¡Caixa, cobri!» el grito mosquetero de los periodistas catalanes? El decano Rius. Qué prurito».

¿Se puede decir más claro?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído