Los «titiriteros» sí llegan a fin de mes: chalés de lujo y casas de veraneo

(PD).- Exclusivas urbanizaciones son el habitat de la mayoría de los artistas de Zapatero en lenguaje de signos, adeptos a ese PSOE que Rajoy llamó «el socialismo de los millonarios».

«El socialismo de los millonarios». Fue así como Mariano Rajoy definió el pasado sábado al PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, el de los artistas que llaman «imbéciles» a los votantes del PP y piden el voto para los socialistas en lenguaje de signos.

Dinero no les falta a los artistas de la recién nacida Plataforma de Apoyo a Zapatero. El diario El Economista publica este martes una información que es el claro ejemplo de lo bien que les van las cosas a esos enemigos del capitalismo de relumbrón. El rotativo económico toma el ejemplo del director de cine Pedro Almodóvar, una de las caras conocidas que el sábado se fotografió haciendo la señal de la Z de Zapatero, o la C de Canon, para algunos.

Sus activos alcanzan los 67 millones de euros y desde su productora El Deseo ha ampliado el negocio con El Deseo Vídeo, El Deseo TV, El Deseo D.A. y El Deseo P.C. Además de los ingresos que siguen reportándole películas como Volver, con la que hasta ahora ha recaudado diez millones de euros; y Todo sobre mi madre, con casi nueve millones y medio. Del canon digital también saca buena tajada. Su hermano Agustín es vicepresidente de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda) y el cineasta ha llegado a cobrar 1.700 euros por cada minuto de emisión de alguna de sus películas en la televisión.

En urbanizaciones de lujo

Pedro Almodóvar no es el único que puede presumir de no tener que apretarse el cinturón. Salvo Joaquín Sabina, que vive en el madrileño barrio de La Latina (eso sí, compró dos pisos para unirlos), la práctica totalidad de los artistas de cabecera de Zapatero tienen chalés en urbanizaciones de lujo. Es el caso, por ejemplo, de Miguel Bosé, que vive en la exclusiva Somosaguas, como el ex presidente Felipe González. Hace unos meses se pudo ver al cantante bramando contra Esperanza Aguirre en una entrevista televisiva por el ruido que hacía el metro ligero al pasar cerca de su urbanización. Bosé es, además, copropietario del imponente Hotel Rocamador y de la Finca Monsalud (de más de 700 hectáreas), ambas en Badajoz.

A muchos de ellos, para irse de veraneo no les hace falta alquilar un apartamento durante un mes. Tienen su propia residencia de verano. El matrimonio compuesto por Ana Belén y Víctor Manuel y su amigo Joan Manuel Serrat son vecinos en los meses de sol en Menorca, puesto que tienen casas en la ribera derecha del puerto de Mahón.

Mención aparte merece el caso de Concha Velasco, cuya intervención en un mitin del presidente fue el germen de aquel Zapatero en lenguaje de signos que ha inundado los medios de comunicación estos días. Ahogada por las deudas de su ahora ex marido (Paco Marsó), tuvo que venderlo todo, hasta su empresa Gilmar. Y, después de pasar un tiempo viviendo en un hotel, se trasladó a una vivienda mucho más modesta de lo que acostumbraba en Sanchinarro. Pero su caso es una excepción.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído