La fatal atracción del duelo: 61,8% y 75,3% de share

(PD).- No hay nada que tire tanto d ela audiencia televisiva como un buen duelo. El 24 de mayo de 1993 el debate de Antena 3 que enfrentó a Felipe Gonzalez y José María Aznar fue seguido por una media de 9.625.000 espectadores con una cuota de pantalla del 61,8%. Además, más de 15 millones y medio de españoles sintonizaron al menos un minuto con la emisión.

A excepción de encuentros futbolísticos y de la última emisión de ‘Farmacia de Guardia’, el debate es la emisión más vista de los últimos quince años de la cadena.

Siete días después, el segundo debate en Telecinco con los mismos protagonistas registró un 75,3% de cuota de pantalla con un seguimiento medio de 10.526.000 espectadores y más de 18 millones de contactos, siendo la segunda emisión más vista de la historia del canal.

En ambas ocasiones el debate fue líder absoluto de audiencia en su franja de emisión con cuotas estratosféricas en todos los targets, fundamentalmente en hombres y en edades comprendidas entre 25 a 64 años.

En Antena 3 el debate aportó más del 43% del total de la media de la cadena en el día que promedió un 34,7%, el sexto mejor resultado diario de la historia del canal.

En el caso de Telecinco, la aportación del programa al resultado general de la cadena fue de más del 50%, día en que Telecinco, con un 41,1% de cuota, que representa el segundo mejor dato diario desde su nacimiento.

Con estos registros no nos extraña que estas cadenas hayan luchado hasta el último minuto por tener en exclusiva los actuales debates entre Zapatero y Rajoy, con una dosis extra de interés si cabe, debido a lo igualado que están los dos políticos en las encuestas. En esta oportunidad Antena 3 y Telecinco ya no estarán, precisamente porque tendrán que compartir su señal con el resto de las cadenas. Quedan por tanto, tres emisores a nivel nacional: TVE, La Sexta y Cuatro. Si analizamos las actuales audiencias TVE podrían llevarse la palma con estas millonarias audiencias, aunque la fragmentación actual de la tele, difícilmente hace posible que estos números se repitan.

Y es que la televisión de 2008 no es la misma del año 1993, cuando sólo existían dos cadenas privadas y La Primera era líder indiscutible de audiencias con unas autonómicas en expansión y unas temáticas y locales inexistentes.

No obstante, en la 1 creen que podrán tener una de sus emisiones más vistas del año y para eso, han promocionado el debate casi como si fuera propio. El próximo lunes tendremos el primer veredicto de las audiencias.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído