Filtraciones a Losantos para acuchillar a Rajoy

«Pujalte, Ana Torme y otros amigos, por ejemplo, Carlos Aragonés,… quieren darle una comida de despedida a Zaplana. ¡Cáspita, córcholis! Se van al Paradís, y como aquello está lleno de políticos y gente de mal vivir, les dan una mesa que está al lado de un reservado, y ¿quién va al reservado? Mariano Rajoy«. El líder del PP pasó sin saludar. Y éstos le prepararon la venganza.

Iba Rajoy y casi toda «la banda de los cuatro«.

«La banda de los cuatro son Moragas, Lasalle, González Pons y Arriola. Bueno, no estaba Arriola, que no está nunca salvo a la hora de cobrar. Estaba Carmen Martínez de Castro. Llega Mariano… Eran diez los que estaban allí con Zaplana… Y es que ni les saluda. Se mete en el reservado. ¿Cómo se vengan los otros? Pues de una manera muy humuna. Dicen: Ah, este piiiiiii, con que este piiiiiii no nos saluda. Pues se va a enterar este piiiii. Y no se van. Y el otro no salía, porque no quería tener que saludar. Después del café, de los copas… Dice: lo mismo se toman dos copas y alguno de éstos me calza una torta que me rompe las gafas o, peor, hace una burla de mi liderazgo. Y los otros que no se iban. Y eran las cuatro, y no se iban. Y las cuatro y media, y no se iban. Y las cinco, y pedían más café. Y las cinco y cuarto, y pedían otra copa. Y los otros ahí que no salían y que no salían».

«Ésa es la situación del PP». Así lo ha relatado Federico Jiménez Losantos en La Mañana de la COPE. El periodista ha querido completar, según le han chivado sus fuentes, lo que cuenta Casimiro García-Abadillo en El Mundo.

El presidente del PP, según la información, se atrinchera en un reducido círculo de fieles mientras crece la sensación de que ha perdido autoridad en el seno del partido y no será el candidato en 2012 pase lo que pase en el Congreso de junio.

«La situación se manifiesta en hechos como el acaecido el mismo día en el que Zaplana le comunicó su decisión de abandonar el partido. Ambos coincidieron en un restaurante a la hora de comer, pero Rajoy ni siquiera se dignó a saludar a la decena de diputados que acompañaban al portavoz del Grupo Popular con los que se cruzó al entrar al establecimiento. El líder del PP se encontraba acompañado de Lasalle, González Pons y Moragas, integrantes junto a Arriola de la ya conocida ‘la Banda de los Cuatro’.»

Además, asegura Casimiro que el descontento también afecta a Manuel Pizarro, quien se desahogó hace unos días con Federico Trillo, con el que coincidió en los lavabos de la sede de Génova: «Yo no he venido a la política por dinero ni para figurar. He ganado mucho dinero y he tenido más relevancia de la que he querido. Pero Mariano no me puede tratar así».

Según esta misma información, el líder del PP llamó a su despacho a Carlos Aragonés, hombre clave para su designación por Aznar, y le reprochó sus críticas recientes: «¿Qué tienen los otros candidatos que yo no tenga? ¿Por qué ellos y no yo?».

La realidad es que las aguas bajan revueltas en el seno del Partido Popular. De aquí al congreso vamos a asistir a sesiones de puñaladas a granel. El PP está descompuesto, ¿quién lo compondrá?

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído