Losantos, a «palos» con su tertuliano Jesús Cacho y el «indocumentado niní» Federico Quevedo

«Es que hasta para ser tonto hay que valer». «Hay alguno que no es más tonto porque no se entrena«. En la monócorde tertulia de Losantos, Jesús Cacho brilla con criterio propio. Mientras el de la Cope lucha por derribar a Rajoy, Cacho cree que es la hora del «marianismo». Desde El Confidencial, se analiza lo que ocurre en el PP teniendo muy en cuenta al propio Losantos y a Pedrojota. Esta mañana, Cacho y su corresponsal en el PP, Federico Quevedo, han llevado una paliza.

Sonadas son las discusiones entre Losantos y su amigo Jesús Cacho en la tertulia de La Mañana. Desde la derecha, cada uno entiende que el Partido Popular tiene que ir por un sendero diferente.

El director de El Confidencial tiene entre sus prestigiosas firmas la de Federico Quevedo, un periodista que se mueve como pez en el agua por la sede del PP y que cuenta con unas fuentes dentro de la formación política excepcionales.

Eso sí, se ha atrevido a analizar en negativo la influencia de La Cope y El Mundo para el PP: «Yo nunca he votado ni votaré a la derecha de La COPE«, ha llegado a poner negro sobre blanco.

Este lunes por la mañana, en hora de máxima audiencia, Losantos ha dado el patadón a Quevedo, pero en el culo de su tertuliano Jesús Cacho:

«La asquerosa vileza de Génova, vertiendo insidias para que presuntos periodistas, bueno periodistas, redactores que a duras penas blanden la pluma, anden en El Confidencial de Jesús Cacho y en sitios así, metiéndose con María San Gil, conmigo, con Pedrojota,… Lo único que demuestra es lo que ya les dijimos: después de Acebes y Zaplana los malos fuimos Pedrojota y yo, pero, inmediatamente después, recordarán que dije yo, vendrán los del PP que molesten. María San Gil».

«Este, vamos a llamarle indocumentado, por no hablar del estado de su mente. Este indocumentado dice… Dice Jesús Cacho a traves de este tal Federico Quevedo, ni una cosa ni la otra, dice a través de «niní» que desde 2004 estábamos Pedrojota y yo queriendo echar a Mariano. Caramba, pues si hacemos un poco más fuerza para echarlo lo colocamos en La Moncloa».

«Pero, ¿no habíamos quedado, «niní», no habíamos quedado, Cacho, que lo que necesitaba Mariano era perder el apoyo y la tutela de Pedrojota y de La Cope? ¿No era eso lo que dijo el propio Mariano? A ver, Quevedo Federico, o sea, ni ni, ni una cosa ni la otra, a ver Cacho, ¿no quedamos en que ha sido después del 2008 y después de la derrota cuando hemos sido malos?»

Y ha rematado:

«Es que hasta para ser tonto hay que valer».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído