Ramiro Calle: «La mente es un obstáculo para nuestra felicidad»

Ramiro Calle: "La mente es un obstáculo para nuestra felicidad"

Ana Avellano y Miguel Pato (PD)-. Con quince le llegó la noticia de la existencia de una técnica ancestral de relajación y meditación. Desde ese momento lo practica y tras años de formación en varios países del mundo, en 1971 abre un centro de Yoga en Madrid por el que han pasado medio millón de personas y que aun hoy sigue activo. Él es Ramiro Calle y acaba de publicar el libro “La ciencia de la Felicidad”.

¿La ciencia de la felicidad es un libro de autoayuda?

No, es un libro de superación personal. Ese es un término muy desacreditado. Es un libro de autoconocimiento, de superación. Estos libros los ha habido siempre desde Séneca, Marco Aurelio…

Precisamente desde los primeros filósofos la felicidad ha sido siempre una meta, ¿Cree que, después de tantos siglos, hemos alcanzado esa meta?

No, al revés. Cada día estamos más lejos de ella porque no ponemos los medios adecuados para conseguir la felicidad. Creemos que la felicidad está fuera de nosotros y así la confundimos con la diversión, entretenimiento, distracción… Pero la felicidad es un estado más permanente, íntimo.

Está bien mejorar la calidad de vida externa pero tenemos que mejorar, sobre todo, la calidad de vida interna. Si una persona está llena de conflictos, de miedo, de odio, de avidez… cómo va a sentirse feliz. Y lo que más se aproxima a la dicha o a la felicidad es la paz interior.

¿Cómo llegar a conseguir ese estado?

Es importante esta pregunta porque mucha gente y desde hace mucho tiempo busca la felicidad pero no la encuentra, es como un espejismo. Y el problema es que siempre estamos pensando hacia fuera, ansiando logros y metas porque estamos pendientes de expectativas inciertas que incluso nos llenan de angustian.

Tenemos que cambiar el enfoque: La paz interior se gana y la felicidad se conquista. ¿Cómo? Cambiando muchas actitudes, evitando conflictos, tratando de poner en práctica técnicas como el Yoga, la meditación… Hay que lograr que la mente no esté en el pasado o en futuro atormentada sino que pueda centrarse en el aquí y en el ahora.

La mente está llena trucos que en lugar darnos felicidad nos dan mucho dolor. En lugar de ocuparnos nos pre-ocupamos, cuando la mente no tiene problemas reales los busca imaginarios. Siempre está condoliéndose de los que pudo haber sido y de lo que podría ser.

De hecho, como explico en el La ciencia de la Felicidad la mente es un obstáculo. La mente es la que bombardea y sabotea constantemente nuestros intentos de felicidad. Por eso hay que aprender a gobernar la mente. Y en este libro muestro algunas de las técnicas, ancestrales algunas, para lograrlo.

Entonces, siempre positivos…

Sin duda. No olvidemos esa viaja lección del Yoga que dice: “Así como pensamos, así somos”. El pensamiento es muy poderoso para bien y para mal. Lo que tenemos es queb conseguir pensar de una manera constructiva y que el pensamiento nos sirva, no sólo servir nosotros al pensamiento.

¿Cómo nació en usted el deseo de impartir clases de relajación, yoga…?

Con quince años escuché por primera vez qué era el Yoga y empecé a practicarlo, a buscar maestros, a viajar a la India… Así me fui formando hasta que en 1971 abrí un centro de Yoga que sigue en activo en la calle madrileña Ayala en el número 10. Por él ya han pasado ya medio millón de practicantes y ahí sigo…

¿Y cómo es esto de hacerlo a través de Internet?

Eso es orientativo. En www.ramirocalle.com hay técnicas de relajación de meditación y posturas de Yoga. Pero, claro, después si alguien quiere profundizar debe acudir a un centro especializado.

¿Cualquier persona puede acudir a estos centros?

Cualquier persona. El Yoga es para sanos, para enfermos, para niños, para ancianos… Se ha dicho que ya los practicas 300 millones de personas en el mundo y cada día proliferan más profesores y escuelas.

Con lo que esto tiene de bueno y de malo porque muchos profesores no están suficientemente preparados porque les dan títulos en 20 días o en un mes.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que hay tantos profesores que es difícil colocarse. Lo peor es que les cobran 3.000 euros por ese título y les engañan con la promesa de que podrán dar clases.

Y para terminar me gustaría saber, ahora que estamos en crisis, ¿en la sociedad percibe más psicosis que crisis?

Crisis hay siempre porque siempre hay gente muy desafortunada porque esta sociedad cada día es más voraz y codiciosa. Y es que, lamentablemente, para cientos de millones de seres humanos en este planeta siempre hay crisis.

Y esto no cambiará mientras no cambie la mente la humana y logremos que abone generosidad.

Respondiendo a tu pregunta es muy importante que no nos hundamos en desesperación y ahí juegan un papel fundamental las técnicas del yoga que nos enseñan a relajarnos a desbloquearnos… Y luego la práctica de la meditación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído