Tim Parfitt: «Pensaba que España era playa, sexo y sangría»

Tim Parfitt: "Pensaba que España era playa, sexo y sangría"

Ana Avellano y Atanaska Petkova (PD)-. Este guiri, así se define el mismo, se trasladó a España para seis semanas con objetivo de lanzar la revista Vogue en nuestro país. Pero se quedó 9 años, volvió por una época su Inglaterra natal y actualmente ya van 2 décadas desde que Tim vive en la Península Ibérica.

Al británico le costó mucho lanzar Vogue en Espana:

“En la década de los 80 era bastante difícil porque no había diseñadores ni mercado de la moda. Ahora el panorama de las revistas de tendencias está bastante saturado.”

Su primer libro, Mucho Toro (ed. Almuzara), es un divertido relato que incluye anécdotas vividas en primera persona por el autor durante si estancia en España. Con mucho humor y gracia Tim Parfitt ofrece la visión que tienen los extranjeros de nuestro país:

“Antes de venir a España pensaba que es un paraíso de sol, playa, sexo y sangría para los guiris.”

El escritor se sigue considerando un guiri. Lo confirma su marcado acento inglés aunque lleva más de 20 años en la península ibérica.

Tim Parfitt comparte la idea de que “Spain is different” y quiere demostrar con “Mucho Toro” que España no es sólo fiesta y siesta.

“Quería escribir sobre la realidad de las horas de trabajo y el día a día en las ciudades españolas.”

Este guiri ve nuestro país como “un sitio muy agradable para vivir”. Confiesa que el clima y el estilo de vida de aquí son los que atraen a los turistas. Con esto Tim se explica el hecho de que haya pocos españoles que viven fuera.

Acerca de la gente, el inglés la considera “cada vez más autocrítica”, algo que él ve muy positivo. En cuanto a las rasgos negativos, cree que todavía está vigente el artículo de Larra “Vuelva Usted mañana”.

A Tim Parfitt el famoso “por qué no te callas” del Rey le parece “fantástico”:

“No podría imaginar la Reina de Inglaterra diciendo algo así”

Revela que le ha costado mucho entender las frases hechas como “le pego leche” o adaptarse a los horarios de comer.

“Cuando me decían que iban a buscarme a las 22 horas me ofendía porque pensaba que no querían cenar conmigo. Pasé 2 años cenando dos veces.”

Este amante de los toros, como cualquier persona enamorada de España, confiesa tener muy buenos recuerdos olímpicos de Barcelona:

“Creo que los Juegos Olímpicos de Londres serán un desastre total, porque le falta la chispa de la capital catalana. Sería fantástico que los Juegos de 2016 fueran en Madrid.”

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido