Mario Alonso Puig: «Las personas que escriben un diario son menos vulnerables al Alzheimer»

Mario Alonso Puig: "Las personas que escriben un diario son menos vulnerables al Alzheimer"

María F. Cruz y Miguel Pato -. (PD) Es médico especialista en Cirugía y acaba de publicar “Vivir es un asunto urgente” (Ed. Aguilar). Un libro que nos enseña a combatir y gestionar el estrés de la única forma posible: enfrentarse a nosotros mismos; a los miedos, a lo desconocido y asumir el riesgo como algo positivo.

El doctor Mario Alonso Puig explica que ante las dificultades, en lugar de hacerles frente con confianza, nos retraemos.

“Esa es la razón por la que vivimos con miedo; somos personas que vivimos asustadas”.

El miedo a la mejora, según el Dr. Alonso, tiene varias raíces. La primera, es que aunque todos queremos pensar que cambiar es posible, a la hora de la verdad, pocas personas dan los pasos necesarios para lograrlo.

Por otro lado, nos da miedo lo que sería nuestra vida si dejásemos de vivir en la llamada zona de confort, es decir, rodeados de lo que ya conocemos “pero no necesariamente agradable”.

“Para mí el término zona de confort está mal empleado, porque en realidad no es más que el status quo; el como yo me he acostumbrado a vivir… y salir de ese status quo genera tanto miedo que preferimos lo malo conocido a lo bueno por conocer.”

El autor, que es un apasionado de la neurociencia, habló también del cerebro humano,

“Hasta hace poco se creía que el cerebro humano no tenía mucha plasticidad y que las neuronas no se regeneraban. Sin embargo, hace poco se ha demostrado que el cerebro sí tiene capacidad para regenerar neuronas a partir de células madre.”

Esto ratifica la idea psicoanalítica de que las personas nos podemos reinventar cada día. Para ello tenemos que aprender a pensar de una manera diferente,

“Como decía Einstein, si queremos obtener distintas respuestas tendremos que hacernos distintas preguntas”.

LUCHA CONTRA EL ALZHEIMER

Y es que los procesos mentales tienen mucho que ver con los procesos físicos. Se ha demostrado que las personas que escriben un diario o comparten sus emociones son menos vulnerables a los agresores que causan el Alzheimer. Además,

“Las emociones positivas ayudan al sistema inmunitario a hacer frente a virus, tumores y bacterias. Estas personas tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades que aquellas que se dejan llevar por la ira, el desaliento o la tristeza.”

Lo importante es no hacer de la tristeza nuestra vida y darnos cuenta de que todos somos causa y efecto de lo que sucede.

“Si cada uno de nosotros hiciese solamente un poco, en un tiempo, las cosas serían completamente distintas, porque cada persona influye muchísimo en el entorno.”

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído