Inesperado: «Intentamos un patrón que no sea el marcado por las discográficas»

Andrés y Sergei coincidieron en casa de un amigo que tenían en común. Andrés tocaba el piano y Sergei la guitarra. Se cayeron bien… y decidieron crear un grupo de música diferente.

Más tarde se unirían a la iniciativa Pablo y Eloy, bajista y batería respectivamente, pero el conjunto no se vería completado hasta la llegada a la banda de Carlos, en agosto de 2005. Andrés dice que

“Cada uno de los miembros de esta banda tienen mucho de inesperado. Por ejemplo, el batería y el bajista se conocieron comprando y vendiendo cosas de segunda mano”.

Se juntaron en un trastero, echando por tierra el tópico de que los grupos siempre comienzan tocando en un garaje, y allí, haciéndose un hueco entre muebles, nació Inesperado.

“Inesperado es un intento de reinventar la fusión de estilos. Nosotros bebemos del swing, jazz, flamenco… y de las influencias marroquíes que nos dejó un antiguo componente del grupo.”

Cada uno se dejó inspirar por su propia musa. Carlos compone en función de las imágenes. Sergei, que confiesa que la mitad de las cosas que escribe acaban en la basura, prefiere escribir sobre lo cotidiano y Andrés, más diplomático, se deja inspirar

“Tanto por las imágenes como por las reflexiones que hago, y el cómo sienten los demás lo que siento yo en ese momento. Eso se mezcla con las influencias que recibimos y recibe el nombre de inspiración”.

Después de mucho trabajo, Inesperado sacará a la venta un disco en febrero. Todos los miembros coinciden en que lo más difícil a la hora de grabar es conseguir la financiación, porque las discográficas cada vez apuestan menos. Eso sí, las apuestas que hacen son a grupos con calidad.

“Éste es el momento de reinventar la situación y conseguir que el patrón que sigue la música no sea el que marcan las discográficas. Si se siguen siempre los cánones arraigados se acaba la inventiva”.

En cuanto a las descargas en internet, no se ponen de acuerdo. Sergei, que ve el emule como una manera de difundir la cultura dice que

“El 80% de los ingresos de los músicos salen de los conciertos. De la venta de discos el artista saca muy poco… así que les toca a las discográficas buscarse la vida. Hay que adaptarse a los tiempos que corren”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído