Inocencio San Román: «Nadie puede vivir constantemente sobre una plataforma de 14 centímetros»

Inocencio San Román: "Nadie puede vivir constantemente sobre una plataforma de 14 centímetros"

María F. Cruz y Ana Rojo (PD)-. Ha trabajado con marcas tan prestigiosas como Estephane Kelián, Maud Frizon, La Marca, pero Inocencio San Román, Chencho, no se conforma. Es una persona a la que le gustan los retos. Su mayor desafío era lograr colocar un producto español en la milla de oro… Lo ha conseguido con Stwart Weitzman (fabricado en Elda-Alicante).

“Yo, que he trabajado con tantas firmas internacionales y he colaborado a introducir muchas de ellas en España, sentí que había llegado el momento de dignificar el producto español y ponerlo a disposición de la clientela.”

Pero también había que lograr que el público equiparase la calidad de los productos españoles con los extranjeros. Chencho busca sobre todo la comparación con Italia, considerada como el rey de la fabricación artesanal e industrial del zapato.

“Las otras marcas deberían ser sutiles, demostrando sus éxitos a través de su facturación y no a través de su omnipresencia en los medios, porque lo que importa al fin y al cabo es el producto, el fondo de comercio y la clientela.”

Y Chencho apuesta por la comodidad y la calidad como ingredientes fundamentales a la hora de complacer a sus clientas.

“Nuestro primer valor es la comodidad. El segundo es la calidad de los elementos con los que haces los zapatos. Lo fundamental y la mayor inversión en la producción es por tanto la horma del zapato.”

En cuanto a los tacones, Chencho advierte que aportan mucha tensión a los músculos y tendones. Precisamente por eso las mujeres deberían tener en su armario varios pares de zapatos: unos para trabajar, otros para salir y otro par para utilizar en ocasiones especiales. Sin embargo, afirma que hay un estilo de zapato que no debe faltar en ningún armario:

“Para el invierno, toda mujer debería tener un tacón de salón cerrado negro y para el verano, una sandalia polivalente negra.”

Curiosamente, parece ser que lo que buscan las mujeres en la actualidad es comodidad a la hora de viajar. Por eso buscan un zapato que les sirva de sport por el día y que por la noche le arregle para una cena.

“Un truco es llevar un zapato de salón de medio tacón y mancha animal: lo puedes usar por el día con unos vaqueros y por la noche como complemento de un vestido negro.”

La fórmula para la intemporalidad que aplica Chencho es escuchar mucho a la mujer, aunque en la actualidad se sigue notando mucho la diferencia entre lo diseñado por una mujer y lo diseñado exclusivamente por un hombre.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído