Montserrat Nebrera: «El PP debería expulsar a su representante en el CAC o salir él directamente»

Jéssica Nieto (PD).- Montserrat Nebrera pide a su partido más contundencia en la denuncia del reparto de emisoras por parte del CAC. «Estoy convencida de que los favores no se han acabado todavía«, dice la diputada catalana del PP. «El problema es que hay una enorme y cada vez más masacrante para la democracia connivencia entre política y medios de comunicación.» Y pide, «por coherencia«, al PP que expulse a su representante en este organismo.

¿Esta actuando la dirección de su partido bien, denunciando los tejemanejes del CAC en el reparto de las licencias?

Creo que está actuando bien, pero debería ser coherente y por lo tanto, si critica lo que está haciendo el CAC, debería actuar en consecuencia.
Creo que el organismo está viciado políticamente, e incluso ha viciado políticamente a quien debería ser el representante del Partido Popular dentro del mismo, y en consecuencia, para ser coherente, o bien se expulsa al representante o bien, uno directamente sale del CAC y pide la disolución del organismo, que creo que sería la más coherente y mejor solución.

¿Es la prueba de que la Generalitat paga favores políticos?

Probablemente, sea mucho más difícil indagar en la realidad de los hechos. Pero, en todo caso, todo apunta a que desde el poder político, no hay otro objetivo ni otra obsesión que conformar mediáticamente el universo a su imagen y semejanza, y por tanto, evitar lo que la Constitución impone como un mandato, que es el pluralismo político.

Los grandes beneficiarios son Lara y Godó. ¿Tan bien se han portado con el Tripartito?

Creo que se han portado muy bien, ya que si uno observa los planteamientos de La Vanguardia durante mucho tiempo, y el mantenimiento de ciertas políticas de promoción que han hecho algunos medios de comunicación del Grupo Planeta, muy probablemente se llegaría a esa conclusión.
Estoy convencida de que los favores no se han acabado todavía, van mucho más allá, y en este modo de tejer influencias, no son ajenos ni inocentes, ninguno de los partidos políticos.
Lo que pasa, es que en Cataluña, ahora mismo manda quien manda, y el señor Montilla y las personas con las que está gobernando en Cataluña, han hecho aquello que desde el punto de vista de la supervivencia política, más le convenía.
El problema es que hay una enorme y cada vez más masacrante para la democracia connivencia entre política y medios de comunicación, que no están separados, que es lo que también están obligados por nuestro Estado de derecho constitucional.

Lara, no obstante, no salió mal parado en el reparto de medios que hizo el Gobierno de Aznar en su tiempo. Menuda paradoja, ¿no cree?

Pues sí, al final lo que decimos es la realidad: los medios de comunicación intentan sobrevivir, nunca tienen suficiente, y en realidad esto es una lucha por el poder.
Lo que escandaliza no es que quieran sobrevivir, sino que no hay precio que no se pueda pagar. Entiendo que pueda haber medios de comunicación con líneas editoriales definidas, y son respetables todas ellas y creo que hay que ser fiel a la línea editorial, lo que no me parece respetable es, que para sobrevivir, uno sea capaz de decir una cosa ahora y mañana otra distinta. Esto confunde a la ciudadanía, a las personas que leen los periódicos y miran las televisiones, y en última instancia lo que acaban es conformando una especie de pensamiento único con el que estoy radicalmente en contra.

¿Y cómo analiza el castigo a la SER y Roures?

Tengo la sensación de que los medios de comunicación que de alguna manera puedan propiciar el mantenimiento o el statu quo del señor Zapatero en Cataluña no son de la simpatía del actual Partido Socialista de Cataluña, que tiene que cumplir muchas funciones a la vez, en este momento histórico, tiene que demostrar que es más catalanista que nadie y que es buen socialista.
Para eso tienen que acabar diciendo que Zapatero es el malo y que ellos son los socialistas buenos. Roures hizo un imperio a la honra y al elogio del señor Zapatero y ha sido castigado, y PRISA, por más que sea un crítico del señor Zapatero, no deja de ser un adalid del PSOE. Por tanto, en este momento, son tan enemigos como la COPE.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído