Javier Moro: «La India es un ejemplo de tolerancia para España»

Javier Moro: "La India es un ejemplo de tolerancia para España"

Tatiana R. Brito y Miguel Pato (PD)-. La dinastía Nehru- Gandhi está rodeada de un halo de tragedia y misterio. Una familia que no puede escapar de su destino: ostentar el poder en la India. “El sari rojo” (Ed. Seix Barral) nos acerca a la historia de Sonia, una joven italiana que por amor gobernará la política y el alma de una sexta parte de la población mundial.

Javier Moro compara la estirpe de los Nehru- Gandhi con los Kennedy. Un apellido con tanto peso que aprisiona a sus miembros.

“Nadie se llama Gandhi impunemente en la India. La vida les ha marcado el camino. El poder les ha buscado, les necesita y el pueblo los aclama”.

Sonia Maino es una mujer italiana que no supo que, al casarse con Rajiv Gandhi, entraría en la historia contemporánea del país del Ganges para siempre.

“Sonia vistió un sari rojo el día de su boda con Rajiv sin saber que también se casaba con la India. Nerhu (abuelo de Rajiv y primer mandatario de la India libre), desde la cárcel, hiló a su hija Indira ese sari rojo cuando ésta se casó con Firoz Gandhi. Era lo único que Nehru podía ofrecerle como regalo. Además, hilar se había convertido en un símbolo de resistencia contra los ingleses”.

De esta firma, aquella italiana se convirtió en la reencarnación de Nerhu e Indira en el imaginario popular indio.

“La India es un mosaico de religiones y etnias. Tiene 17 lenguas oficiales y 500 dialectos. Es una gigantesca marmita en ebullición. Sonia Gandhi está en la cúspide de esa olla a presión y contra todo pronóstico ha logrado devolver a la India los valores de la Constitución”.

Dichos valores se refieren a que la India es un estado de derecho y a la igualdad de las religiones ante la ley en el crisol de confesiones que es este país. A pesar de las grandes diferencias entre sus habitantes, el país asiático sigue cohesionado como nación

“La India es un ejemplo de tolerancia en este sentido. Un musulmán de Cachemira y un hombre del sur comparten el orgullo de ser indios a pesar de que no se visten igual, no comen lo mismo y no hablan el mismo idioma. Esto en España no sucede. En el País Vasco yo me he encontrado con gente que dice que nos e siente español”.

Pero la India es más conocida por los enfrentamientos entre hindúes y musulmanes, de lo que se lamenta el autor.

“El fundamentalismo hindú da réditos políticos. La manipulación de la religión por parte de los políticos puede llevar al país al caos completo y a una guerra de religiones espantosa”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído