Carlos Berzosa: «Hoy en día nadie apoya el plan Bolonia»

Carlos Berzosa: "Hoy en día nadie apoya el plan Bolonia"

Con la inminente entrada en vigor del Plan Bolonia, la universidad se ha movilizado como no lo había hecho desde que se introdujo la Ley Orgánica de Educación. Carlos Berzosa, como los rectores de la mayoría de las universidades españolas, se han visto envueltos en la polémica. Hablamos de este y otros temas con el rector de la Universidad Complutense de Madrid.

La universidad pública ha recorrido un largo camino a lo largo de los años, sin embargo aún le queda mucho por mejorar. Una de las mejoras pendientes debería efectuarse en el campo de las prácticas, y, en este sentido, la UCM no es una excepción.

Mientras en algunas facultades de la universidad complutense de Madrid se realizan prácticas de calidad mientras los alumnos de otras facultades llegan a quinto de carrera únicamente con los fundamentos teóricos que reciben en las clases. Incluso se extienden rumores que aseguran que los equipos de prácticas están guardados en cajas para aquellos alumnos que realizan un master con la complutense. Carlos Berzosa desmiente las malas lenguas diciendo que,

“No tengo noticias de que los equipos estén guardados en cajas. Si fuese así exigiría que se sacasen inmediatamente, porque es verdad que en algunas facultades masificadas, como por ejemplo la de Ciencias de la Información, hace falta impulsar las prácticas. Me estoy planteando la posibilidad de impulsar un modelo de televisión digital para esta facultad, porque es asequible económicamente y parece que funciona bien”.

Precisamente la economía es algo que preocupa al rector de la Universidad Complutense. Carlos Berzosa afirma discrepar con el Gobierno Regional cuando éste dice que las universidades están bien financiadas y confiesa que las relaciones con el gobierno vigente se dificultan por ese motivo

“Lo preocupante es que el Gobierno anunció que el presupuesto iba a crecer y sin embargo a la Universidad Complutense le han recortado el presupuesto y además sin explicaciones. Eso nos limita mucho a la hora de hacer mejoras o cambios y nos complica las relaciones con el Gobierno regional”.

Este asunto también afecta a los estudiantes en prácticas, quienes se encuentran respaldados por los sindicatos en estos momentos. Éstos demandan mejores condiciones laborales para los becarios. Y aunque Carlos Berzosa está de acuerdo con esta iniciativa, es consciente de que la universidad tendría que afrontar ese gasto de mejora que la falta de presupuesto impediría.

Otro problema al que se tiene que enfrentar la Universidad pública es la existencia de funcionarios, que en muchas ocasiones se aprovechan de su condición para no cumplir con su trabajo de manera satisfactoria.

“Creo que se puede hacer algo cuando los profesores no cumplen: extendemos expedientes y sancionamos por incumplimiento. Yo soy partidario de estas sanciones porque si no sería un fraude para los estudiantes, para el sector público y los impuestos que paga la sociedad”.

Sin embargo es más complicado cuando un profesor veja o falta el respeto a los estudiantes. En ese caso el señor Berzosa incita a los alumnos a que denuncien y que no caigan en el error de creer que el rectorado y los decanatos no les van a apoyar

“Quiero que los alumnos sepan que yo les voy a respaldar y que no voy a permitir que los profesores les falten el respeto o que se aprovechen de esa posición de funcionarios.”

En cuanto a Bolonia, el rector de la Universidad Complutense de Madrid alega que siempre defendió el plan aunque sin grandes entusiasmos. Se considera un escéptico y denuncia fallos en su estructuración. Ahora tiene un lema que reza “Bolonia sí, pero no así”.

“Yo creo que Bolonia en su idea está bien tratar de conseguir puntos de convergencia entre países de la Unión Europea y países que no son aún de la Unión Europea. Así se favorece la movilidad de los estudiantes, de los profesores y de la validación de los títulos, pero creo que Bolonia no debería suponer nada más. Tenemos que conseguir unos puntos de acuerdo, porque ahora mismo nadie apoya a Bolonia”.

En cuanto a la polémica suscitada con respecto a la política de becas, Carlos Berzosa desmiente que el sistema de becas existente vaya a desaparecer con Bolonia y afirma que

“El Ministerio de Educación va mantener las becas y de hecho las ha aumentado. Lo de los créditos bancarios es algo completamente voluntario a disposición del estudiante que lo necesite. Los alumnos pueden pedir esas becas-créditos que pagarían una vez hayan terminado los estudios y estén trabajando. Yo no soy un entusiasta de esta medida, pero es verdad que puede ser de ayuda para muchos estudiantes”.

En cuanto a las manifestaciones que se están llevando a cabo en las diversas universidades, entre ellas la UCM, Carlos Berzosa declara que le parece bien que se discuta en la universidad y que en ellas haya debate sobre Bolonia. Sin embargo pone en seria duda que los estudiantes vayan a conseguir paralizar el plan debido a que existen universidades que ya lo han implantado.

“Yo estoy dispuesto a debatir y a intentar corregir todos los fallos que pueda presentar Bolonia. Porque una universidad donde no hay diálogo, es una universidad muerta. Pero no creo que los estudiantes vayan detener el plan porque en muchas universidades ya está en funcionamiento”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído