Lo de Localia sigue crudo y habrá cierre el 31 de diciembre

Lo de Localia sigue crudo y habrá cierre el 31 de diciembre

(PD).- La decisión está tomada. Hartos de perder dinero y sin un modelo de negocio claro, los Polanco, Juan Luis Cebrián y otros directivos del Grupo PRISA llegaron a la conclusión de que lo mejor para la supervivencia del «Impero», en un momento en que la situación financiera es asfixiante, sería cerrar Localia. Y el 31 de diciembre echa el cierre la cadena de televisiones locales.

Lo duro ahora es la situación de los 800 trabajadores, de los que unos 300 tiene derechos laborales por ser -de una forma u otra- de plantilla.

Aunque la decepción de los trabajadores es notable, representantes sindicales de UGT se han manifestado más optimistas y no descartan llegar a un acuerdo en la reunión de la próxima semana. Será la tercera reunión con la empresa.

El pasado 27 de noviembre, los trabajadores de Localia se ponían en contacto con diferentes medios de Comunicación para manifestar su descontento con la marcha de las negociaciones para mejorar las condiciones de despido de sus 300 trabajadores, después de que Prisa anunciara el cierre del canal para el próximo 31 de diciembre.

En ese momento la plantilla calificaba los dos encuentros sostenidos como decepcionantes y ‘poco alentadores’ ya que a su juicio, ‘la empresa parecía no querer afrontar la negociación de las indemnizaciones con la seriedad que este tema se merece’. Incluso habían anunciado que no descartan emprender movilizaciones frente a sus sedes.

No obstante, fuentes de UGT presentes en la mesa de negociación han señalado a prnoticias que las perspectivas de acuerdo han mejorado y que se ‘puede llegar a un buen acuerdo’. Incluso indican que la próxima semana al cumplirse la tercera reunión, se podrían empezar a perfilar una acuerdo definitivo.

La Federación de Sindicatos de Periodistas de España (FESP) ha señalado que hay una voluntad por parte de Localia de recolocar a algunos trabajadores dentro de otras empresas de Prisa, aunque desde FeSP temen que esto pase sólo en el caso de Madrid. El principal problema, según señalan, es que los trabajadores están demasiado desperdigados por diferentes empresas y será difícil buscar una salida a la situación de regiones.

Y es que el tiempo juega en contra de las negociaciones, ya que la empresa cierra el 31 de diciembre y la idea es tener todos los cabos atados, indemnizaciones y finiquitos incluidos. La tercera reunión se producirá el 11 de diciembre.

¿Por qué fracasó Localia?

Prisa lo explica por ‘las dificultades e incoherencias que presenta el marco regulatorio actual, por la saturación de licencias de TDT y el desordenado desarrollo del sector, que imposibilitan la viabilidad del proyecto’. También argumenta la crisis económica ‘sin perspectivas de recuperación a corto y medio plazo, además de el incumplimiento de los plazos en la concesión de licencias, y la arbitrariedad política con la que se han resuelto algunos concursos de TDT regional’.

Juan Luis Cebrián ya lo avisó a comienzos de octubre: ‘la empresa está en venta, como parte de los activos no rentables de Prisa’. Y buscaron acuerdos, compradores y alianzas locales, pero nada resultó y optaron por echar el cierre. Se terminaba así el sueño de Cebrián y Polanco de tener una gran red de televisiones locales con licencias en todas las comunidades. Es el fin de Localia y el fin del trabajo para más de 300 personas.

Para entender qué pasa con Localia, debemos remontarnos a su nacimiento hace más de un lustro. En ese momento, Prisa sufría por no poder sacar en abierto al antiguo Canal Plus y pensaba que una red de teles locales le podía dar el peso específico que necesitaban para influir en las decisiones políticas. Una red de teles que en esos momentos, podía ser equivalente a tener una tele nacional, que de momento Prisa no tenía.

En estos comienzos Localia tenía buena pinta, ya que se benefició de las inversiones de caciques locales en televisión de proximidad, caciques que muchas veces buscaban el apoyo mediático para conseguir ganar peso de cara a la Administración Pública. Pero la nueva ley audiovisual y la TDT lo torcieron todo.

Paralelamente, se comenzaron a conceder licencias en diferentes Comunidades y Localia se quedó fuera de Madrid, un golpe del que todavía se recuperan, a pesar de seguir emitiendo en la comunidad de forma ilegal. Al mismo tiempo, el Ejecutivo concedía a Prisa una licencia de TV en abierto, que dio nacimiento a Cuatro. En ese momento, toda la producción audiovisual se centró en la nueva cadena y dejó de lado cualquier apuesta local.

No es difícil establecer paralelismo entre la caída progresiva de Localia y el crecimiento de Cuatro. La apuesta ya era clara. El problema para Prisa es que dado el actual estado de la Economía y la devaluación en que han entrado todos los medios de Comunicación, se hizo finalmente imposible vender la compañía y fue más rentable echar el cierre.

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído