Ismael Serrano: «Los cantautores nos tomamos demasiado en serio»

Ismael Serrano: "Los cantautores nos tomamos demasiado en serio"

María F. Cruz (PD)-. Creció escuchando la música de Sabina, Silvio Rodríguez o Luis Eduardo Aute. En la adolescencia descubrió artistas como El último de la fila o Victor Jara, Sting o Peter Gabriel.

En la actualidad le comparan con el mismísimo Joan Manuel Serrat, aunque él cree que hay muchas cosas que les diferencian, no solamente como cantautores, sino también como generación.

“Estoy buscando un universo propio, un lenguaje propio, una voz que me identifique. Cada disco es un paso más en esa búsqueda.”

Ismael Serrano nació en Madrid y aprendió la esencia de su oficio en las salas como Galileo Galilei, Clamores o Libertad 8, y por ello le entristece que se vivan tiempos difíciles para la música en directo. Sin embargo, tiene la esperanza de que siga habiendo espacios, como estas salas, que alberguen los nuevos valores.

“Yo aprendí en esas salas que la música es un diálogo vivo, no siempre explícito, pero que necesita siempre el contacto directo con la gente.”

A estos nuevos cantautores que en la actualidad intentan abrirse hueco en la música, Ismael Serrano les recomienda que aprendan a relativizar el éxito y el fracaso, pero sobre todo que tengan voluntad,

“Tienen que responder a los dictados del alma porque hacer concesiones es algo estúpido: nadie sabe lo que la gente busca. El fracaso es no haberlo intentado.”

En este sentido, según Ismael Serrano, la gran mayoría de los cantautores se toman demasiado en serio, incluido él mismo. Sin embargo, distingue entre ‘tomarse en serio’ y `quererse’;

“Me quiero relativamente, porque cuando una persona se sube en un escenario lo hace porque necesita sentirse acompañado, y eso es debido a que solo se ve incapaz de afrontar la realidad o la vida diaria. No sé hasta qué punto de enfermedad se llega.”

Según el cantautor, si la generación del 68 fue la generación de los dogmas, en la actualidad nos encontramos con la generación de las preguntas. Ismael alega que mientras la generación anterior tenía la certeza de que bajo los adoquines se podía encontrar la arena de la playa, en la actualidad tenemos la certeza de que debemos levantar los adoquines… aunque no sepamos qué es lo que habrá debajo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído