84: «Si los Beatles nos propusiesen compartir escenario, diríamos que no… por miedo al ridículo»

84: "Si los Beatles nos propusiesen compartir escenario, diríamos que no... por miedo al ridículo"

María Fernández Cruz (PD)-.Son parte de la generación del iPod aunque sus influencias musicales vienen de los años del tocadiscos de vinilos. «84» es el nombre que han adoptado los madrileños Mon, Beris y Jaime para presentar su música, un nombre puramente “generacional” con aires de reivindicación.

84 se conocieron, se cayeron bien y aunaron los temas que cada uno había ido componiendo en solitario. Los conciertos en salas como el Búho, Clamores o Galileo Galilei llegaron un poco más tarde. Y ahora, el disco.

“Presentaremos el disco el 28 de enero, aunque no tendrá formato físico; lo tendrán que descargar. De todos modos, ya se puede descargar en el móvil e inminentemente estará disponible en i-Tunes y otras plataformas digitales.”

La música que podremos encontrar en este disco está influida por un elenco impresionante de cantantes tanto nacionales como internacionales. Sin embargo, a la hora de escoger a uno de ellos para compartir escenario, eligen a los Beatles.

“Tocar con los Beatles habría sido alucinante, aunque marciano. De todos modos, probablemente habríamos dicho que no, por miedo a no estar a la altura y hacer el ridículo. Yo no quiero que Harrison me oiga cantar… nunca.”

El single de presentación de 84 se llama “El burdel de las sirenas”. Habla del lugar al que se puede ir cuando uno se siente solo; cuando se necesita pensar, cuando se tienen problemas. Sin embargo, ni Jaime, ni Mon ni Beris van a un burdel cuando se sienten tristes.

Mon se consuela yendo al campo. Beris apoya la moción de Mon, aunque prefiere compartir esos momentos con una mujer… preferiblemente alguna de las componentes originales de los ángeles de Charlie. Y Jaime se refugia en su cuarto, en su casa y en su música.

Por lógica, al igual que la mayoría de los artistas, su sueño es:

“Tocar en las Ventas, aunque en realidad nos serviría tocar por toda la geografía española; coger la furgoneta e ir despacito hasta lograr grabar otro disco”.

Aunque no creen que este formato “virtual” pueda burlar el pirateo, los chicos de 84 creen que es más fácil que la gente se anime a descargarlo legalmente, pues no tienen que ir hasta la tienda para comprar el CD. Además, podrán descargarse simplemente las canciones que le gusten a cada uno, sin necesidad de pagar por aquellas que no les convencen.

“El i-Phone por ejemplo es también un buen recurso… aquellos que se descargan la música al móvil y la escuchan directamente en este aparato hace que sea más fácil descargarlo en este formato digital. Sabemos que es una apuesta arriesgada, pero nos parece lo más coherente con la actualidad.”

De todos modos, y a pesar de todas estas innovaciones, la SGAE se beneficiará de parte de los ingresos que genere este grupo, pues ni siquiera este formato se puede burlar el canon.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído