El Grupo ZETA fija en 75.000 euros la indemnización máxima para los periodistas del ERE

(PD).- El Grupo Zeta se presenta a las negociaciones de esta semana con su cuarta propuesta. Las condiciones ofrecidas en esta oportunidad mejoran en algo las indemnizaciones ofrecidas hasta el momento, aunque siguen estando lejos de las demandas de los comités de empresa.

La propuesta de la empresa mantiene cuatro categorías para indemnizar, pero eleva el tope máximo a 75.000 euros.

Las indemnizaciones ofrecidas en esta oportunidad continúan estructurándose por el volumen de sus salarios. El primer nivel -personal con retribución hasta 25.000 euros- recibiría 42 días por año trabajado con un tope de 20 mensualidades.

El personal con retribución hasta 40.000 euros recibiría 39 días por año trabajado con un tope de 20 mensualidades; en tercer lugar el personal con retribución superior a 40.000 euros y con un tope de 75.000 tendría derecho a 34 días por año trabajado con un tope de veinte mensualidades.

Finalmente para el personal con edad superior a 63 años tendrá veinte días por año trabajado con un tope de doce mensualidades. En este caso el tope será de 75.000 euros. El acuerdo también incluiría un ‘Convenio especial con la Seguridad Social’ para todos los mayores de 55 años de acuerdo con la legislación vigente.

En cuanto a las prejubilaciones el personal con edad superior a 57 años y menor de 63 años recibirá el 65% de su salario bruto más el citado convenio especial.

Nuevamente el salario regulador tendrá un tope en 75.000 euros y el requisito para acceder a esta modalidad sería tener como mínimo diez años de antigüedad en la empresa. La propuesta de la empresas también incluye la creación de una bolsa de trabajo en la que los despedidos tendría prioridad en futuras plazas que se produzcan dentro de la empresa.

Respecto de los 531 despidos puestos en la mesa en un comienzo, y que según hemos podido saber se han reducido a 470, la empresa destaca la voluntariedad de los mismos, otra novedad respecto de las propuestas iniciales.

Para ello se abrirá un periodo de adscripciones voluntarias con derecho a veto por parte de la empresa, de quince días, y se constituirá una Comisión de Seguimiento. Las amortizaciones no cubiertas en periodo voluntario, tras análisis por parte de la Comisión de Seguimiento, podrán ser designadas por el grupo en función de las necesidades de cada sociedad.

En esta propuesta la empresa sigue sondeando la posibilidad de atar la negociación del futuro convenio colectivo, para adecuar las condiciones laborales de los que se quedarán, a la crisis económica.

En esta oportunidad manifiestan la necesidad de que se abre un proceso que ‘establezca las líneas generales que orienten la negociación colectiva, entre las que se contemple la contención de los costes salariales, adecuación de jornada efectiva y en definitiva recortar costes para cumplir los objetivos del plan de viabilidad 2009-2011.

Recordemos que esta semana comenzarán las negociaciones que no se podrán extender más allá de quince días y que debe tener como mínimo diez reuniones.

Es el tope impuesto por la Generalitat de Catalunya que ha suspendido durante dos semanas la ejecución del ERE presentado por le empresa el 30 de diciembre pasado. Los trabajadores han constituido una mesa de 16 participantes que negociarán directamente con el núcleo duro de los directivos de Zeta.

PLAN PARA UNIFICAR CORE Y OK

El 6 de mayo de 2006 llegaba a los quioscos la revista del corazón Cuore que, de la mano de Zoom Ediciones, de Grupo Zeta, estaba dirigida a mujeres jóvenes y que integra tres publicaciones en una: corazón, moda y televisión, con un precio de lanzamiento de 50 céntimos. Mientras, en enero de 2008 desembarcaba OK, una de las revistas del corazón con mayor tirada del mundo, que Zeta traía a España para competir en el mismo segmento. Todo ello, antes de la crisis publicitaria.

Un año después, las cosas en Zeta son muy distintas y la crisis publicitaria a tirado todas las previsiones empresariales respecto de los medios de Comunicación. En el medio además Zeta ha puesto en marcha un discutido ERE con 470 bajas (533 en un comienzo) donde el sector de las revistas del Grupo es uno de los que se verá más resentido. Es por ello, que el equipo de directivos de Zeta busca soluciones alternativas que generen el menor impacto posible en la marcha del Grupo.

Una de ellas es la unificación de cabeceras. La primera sería la de Coure y la de OK que esta semana precisamente sacan portadas muy similares. La idea es realizar sinergias informativos, unificar redacciones y cabeceras -no se sabe todavía si se mantendrán las dos marcas- para ahorrar costes físicos, como alquiler de oficinas, insumos, taxis, etc y de esa manera preservar la mayor cantidad de puestos de trabajo posibles.

Esto sería un laboratorio de pruebas, ya que si funciona la unificación de estas cabeceras, el segundo paso sería unificar Interviú y Tiempo, bajo una gran cabecera de periodismo político. Aunque este proceso podría tardar algún tiempo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído