¿Quiénes son los «periodistas a sueldo» a los que alude el director adjunto de El País?

¿Quiénes son los "periodistas a sueldo" a los que alude el director adjunto de El País?

(PD).- El tema es serio y lo único que puede hacer y cuanto antes el director adjunto de El País es dar la lista con los nombres de los «culpables». Eso o pedir perdón, vestirse de nazareno y hacer penitencia un par de meses por bocazas.

Las reacciones a las acusaciones vertidas por Vicente Jiménez, en el programa 59 segundos de TVE, no se han hecho esperar.

La Comunidad de Madrid lamenta que el director adjunto de El País afirmara desde la oficial TVE que el ejecutivo regional tiene «periodistas a sueldo».

Se trata de una acusación grave hacia el ejecutivo madrileño y -mientras Jiménez o su poderoso diario no den nombres concretos- se pone en solfa el honor de los periodistas de la región.


Como la ocasión la pintan calva y habida cuenta de que las relaciones entre Esperanza Aguirre y el Imperio Polanco pasan por uno de sus peores momentos, que ya es decir mucho porque siempre han sido fatales, la Comunidad de Madrid insta a la Asociación de la Prensa (APM) a que intervenga.

La APN, cuyo presidente Fernando González Urbaneja suele ser raudo para muchas cosas, se ha tomado el tema con calma y se hará esperar, porque la gresca es de aupa y no quiere llevarse muchos mamporros.

RACIÓN DOBLE EN 59 SEGUNDOS

Esta semana hubo ración doble de 59 segundos; una para seguir las mentiras de Zapatero y la habitual sobre asuntos de actualidad con periodistas. Entre ellos estaba Vicente Jiménez, director adjunto de El País. El asunto: los espionajes.

Todo se produjo durante el vivo de cruce de acusaciones entre Vicente Jiménez y Casimiro García Abadillo, vicedirector de El Mundo, en el programa 59 segundos.

Jiménez -muy de PRISA- se quejaba de «los ataques, amenazas e insultos a su diario» por los seriales que está firmando Francisco Mercado sobre el caso de los espías madrileños y para darle más énfasis a sus palabras, tomó aire y soltó tan fresco: «No sólo por del PP, sino tambien de los periodistas a sueldo del gobierno de la Comunidad de Madrid».

Entró en liza Esther L. Palomera, adjunta a la dirección de La Razón, quien calificó de muy grave esta acusación e instó a Vicente Jiménez a demostrar lo que decía.

El director adjunto de El País contestó:

“Ya me gustaría a mi que el panorama de la prensa en Madrid fuera el que describe pero por desgracia para todos y para nuestra profesión no es así en absoluto”.

García Abadillo, que anda ahora por todas las salsas televisivas desde que Pedrojota ha optado por una posición más discreta, puso en cuestión los métodos periodísticos de El país, subrayando que no había desvelado qué funcionario de la Comunidad de Madrid había ordenado esos seguimientos:

«Para titular a cuatro columnas que el Gobierno de la Comunidad de Madrid espía, se me tiene que decir quien lo ha hecho».

En el debate también terciaron el subdirector del diario Público, Jesús Maraña, la periodista de El Periódico de Cataluña Gemma Robles, y el editor de La Estrella Digital, Germán Yanke.

Casi desde el comienzo del programa, Vicente Jiménez critico lo que según él, es una campaña mediática y política en contra de El País y contra sus informaciones. Pero la perla llegó al final:

«Estoy encantado que se aluda a El País permanentemente, más que nada por los ataques, amenazas y por los insultos que hemos recibido no sólo de políticos del Partido Popular, sino que también por los periodistas a sueldo del Gobierno de la Comunidad de Madrid. El País ha publicado lo que tenia contrastado, a partir de documentos y testimonios. No somos un tribunal de justicia, es un periódico y publica lo que tiene y cuando lo tiene. Lo que me parece muy duro es que la comunidad de Madrid atraque a un medio de Comunicación privado».

El Gobierno de la CAM pide ahora a la Asociación de la Prensa de Madrid que «defienda a los profesionales de estos ataques falsos y calumniosos» y este es su comunicado:

La Comunidad de Madrid considera que estas afirmaciones suponen, además, un claro ataque a la libertad de expresión de los periodistas que trabajan en Madrid.

Transcurridos dos días de la emisión de ese programa, el director adjunto de El País no sólo no ha pedido disculpas a la Comunidad de Madrid por esas “gravísimas acusaciones”, sino que «tampoco lo ha hecho a los periodistas de Madrid, que han visto atacada su honorabilidad en el ejercicio de su profesión».

La Comunidad de Madrid entiende que estas acusaciones suponen un ataque frontal a la libertad de expresión consagrada en la Constitución y solicita a la Asociación de la Prensa de Madrid que defienda a los profesionales de estos ataques falsos y calumniosos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído