Víctor Núñez, de AEPG: «Los gratuitos no están heridos de muerte»

Víctor Núñez, de AEPG: "Los gratuitos no están heridos de muerte"

(PD).- Con un descenso de casi el 50% y pérdidas millonarias, pocos se han visto tan afectados en el sector como la prensa gratuita. En 2008 se sucedieron los despidos masivos y este año ha comenzado con el cierre de Metro. Editores, periodistas y distribuidores piden, siguiendo el modelo francés, un aumento de la publicidad institucional o ventajas fiscales para paliar una situación que no hace sino empeorar.

A finales del pasado año, todos los medios tuvieron que llevar a cabo reestructuraciones de plantilla y despidos para poder sobrevivir. Menos miramientos hubo en Metro que, después de un ERE que afectó hasta al director, ha tenido que echar el cierre ante la pérdida de ingresos.

A la competencia no le ha ido mucho mejor. 20 minutos se recortó su plantilla en dos ocasiones el pasado año. Incluso los directivos se bajaron el sueldo un 10% después de que el diario perdiera el 25% de su publicidad. Algo similar ha ocurrido en Qué!. Vocento presentó un ERE que afectó a más de un centenar de trabajadores del gratuito.

En el caso de ADN, paradójicamente, es la edición en papel la que se ha mantenido por encima del digital. El gratuito de Planeta anunció hace unas semanas el cierre de su versión en Internet, independiente de la edición en papel, dejando en la calle a 40 personas.

Por eso, las asociaciones del sector se han unido para, bajo el amparo de la Asociación Española de Prensa Gratuita (AEPG), exigir al Ejecutivo reducciones fiscales y ayudas directas como se ha hecho en Francia. Víctor Núñez, portavoz de esta asociación, ha aclarado a PD que la propuesta de rebajas fiscales lo ha planteado la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE). «Nosotros no vendemos periódicos», matiza, «pero creemos que un tiempo de unión y a cada uno de nuestros sectores les puede venir bien una acción conjunta».

Núñez explica que actualmente se están reuniendo con el resto de asociaciones para acordar las propuestas que presentarán al Gobierno aunque evita incidir en el las rebajas fiscales, «es un eslabón más» en la cadena que hay desde que el periodista y el lector que recibe el periódico.

El portavoz de la AEPG pudo participar en un encuentro con el Gobierno francés sobre la situación de la prensa española en la que se recogió en el ‘libro verde’ una propuesta de medidas que servirán de modelo para presentar al Ejecutivo español: «Sarkozy cometió el error de culpar a los gratuitos de la crisis del sector, pero hay que reconocer la importancia de sus medidas como incrementar la publicidad institucional, las ventajas fiscales o la defensa del copyright». También se muestra optimista de cara a una reunión con el Gobierno.

No creo que saquemos una promesa de 20 millones en publicidad institucional como en Francia pero seguro que se aceptarán algunas de las propuestas que presentemos. Deben escucharnos y cualquier ayuda que podamos conseguir será bienvenida.

Cierre de Metro

Para Núñez, «cuando cae un gigante como Metro hace mucho ruido», pero incluso cuando la situación era mejor económicamente, «se veía complicado mantener cuatro actores gratuitos». «Los medios gratuitos sólo viven de la publicidad por lo que son los más afectados; pero en nuestra asociación hay publicaciones que llevan más de 20 años y han superado otras crisis porque tienen su negocio muy dimensionado y sus nichos de mercado muy claros», asegura.

Censura que «algunas personas dentro del sector se hayan alegrado de que desaparezca un diario».

Para los profesionales, el cierre de un medio siempre es una mala noticia; todos vivimos de la publicidad. La radio y la televisión son gratis; por eso no creo que haya que prestarle atención a que si los gratuitos están heridos de muerte como parece que lo plantean desde algunos intereses.

La saturación de medios en este sector también apuntó como uno de los motivos del descalabro de los gratuitos.

Tanto Metro como 20 minutos nacen de dos grupos nórdicos que se dedican a la prensa gratuita. En ese momento fue un éxito espectacular; había buenas cifras de facturación y la cosa funcionaba bastante bien. Ante ese éxito, los diarios de pago -que al principio ven con mucha reticencia la salida de estos periódicos- contraatacan lanzando sus propios gratuitos.

Es entonces cuando el mercado se encarga de separar el grano de la paja. Estos diarios están muy bien hechos y dirigidos por estupendos profesionales, pero la publicidad es una tarta que se ha troceado demasiado.

Sobre si la crisis ha servido de excusa para ‘soltar lastre’ ante una mala gestión empresarial, Núñez cree que «habría que ver cada caso concreto» ya que la mayor parte de medios «tienen bastante ajustadas sus plantillas». «Lo que estaba mal dimensionado era la cantidad de empresas en el sector, no el número de profesionales en ellas. Pero cuando las cosas van mal siempre se buscan culpables», concluye.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído