Endesa propone integrar servicio Wi-fi en las farolas

(PD).- Eso es innovación y las ocurrencias que tiene el ministro Sebastian. Endesa, a través de Endesa Network Factory, su filial dedicada a la investigación y desarrollo, acaba de firmar un convenio con un grupo de 10 empresas del sector eléctrico, para aprovechar el alumbrado público y dar a través de él diversos servicios, incluido el acceso a Internet..

El acuerdo está dirigido a proporcionar eficiencia y sostenibilidad al alumbrado, una buena parte de la factura mensual de los ayuntamientos. ¿El objetivo? Desarrollar sistemas que permitan utilizar el alumbrado exterior y sus armarios de control para proporcionar diversas prestaciones, desde publicidad hasta redes Wi-fi, servicios como el Bicing o los enchufes para recargar coches eléctricos.

Este plan, enfocado tanto a mejorar el ahorro y la eficiencia como a optimizar el aprovechamiento de los espacios públicos, encaja en los proyectos del Govern de desarrollar un potente núcleo de empresas especializadas en aplicaciones y en ahorro y eficiencia energética.

La iniciativa comenzará con «un laboratorio al aire libre en una ciudad del área metropolitana de Barcelona, aún por definir», explica Pedro Díaz, responsable de Endesa Network Factory en Catalunya, la división que hace unos años trabajó en el desarrolló del PLC, es decir, el uso de la red eléctrica para internet.

Allí se instalará esta farola o un conjunto de ellas así como su centro de control para ir sumando prestaciones y realizar pruebas. La idea es que, una vez transcurrido el periodo de desarrollo, la iniciativa se plasme en un producto comercial y que sirva para que Barcelona sea referente en eficiencia y ahorro energético.

El elenco de empresas que participan en el proyecto, que durará 15 meses, abarca todo tipo de especialistas, desde Circutor, Arelsa, Dexma, E-Controls, Prysmian, Sece Semai hasta Orange, Santa & Cole o Telvent. Aún está abierto a la incorporación de otras. Cada una aporta su conocimiento para un sistema de alumbrado público eficiente, basado en los leds –los diodos emisores de luz que sustituyen a las tradicionales bombillas incandescentes o las ya prohibidas de vapor de mercurio, que aún están ampliamente implantadas en el alumbrado público–.

Circutor, por ejemplo, es pionera en el desarrollo de pilonas para recargar coches eléctricos. Estos sistemas permiten que el usuario llene la batería de su vehículo empleando una tarjeta recargable.

Además de la sostenibilidad y del mejor aprovechamiento del espacio urbano –una especie de todo en uno–, el proyecto podría ser una nueva vía para que los ayuntamientos pudieran cobrar cánones y cargas a las empresas que aprovecharan tanto las propias farolas como los armarios de control para aportar sus servicios, en un momento en que las arcas públicas están tocadas por la crisis.

El alumbrado público consume unos tres millones de megavatios anuales en España, del que el 95% corresponde a instalaciones municipales, según datos del Ministerio de Industria. El Gobierno español aprobó, a finales del 2008, un reglamento para la eficiencia energética de las instalaciones de alumbrado exterior. Esta normativa entrará en vigor en abril y afectará solo a las nuevas instalaciones con más de 1.000 vatios (W). Es un campo con mucho por explorar.
Se calcula que en la Unión Europea hay todavía unos 35 millones de lámparas de vapor de mercurio que alumbran las calles y las avenidas de las ciudades. Por imperativo legal, las nuevas ya no pueden ser de este tipo, pero todavía hay mucho parque que renovar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído