Ian Gibson: «La homosexualidad de Lorca es central para entender su obra»

Miguel Pato y Ana Avellano (PD).- La obra expresa al hombre. Por eso Ian Gibson asegura que los textos de Federico García Lorca sólo se pueden comprender plenamente si se tiene en cuenta su homosexualidad. El problema es que durante décadas, hasta finales de los años ochenta, éste era un aspecto de su biografía celosamente oculto.

“En su propia familia estaba prohibido hablar del tema. Los críticos literarios tampoco podían investigar sobre esto porque les era vetado el acceso a los documentos del archivo del poeta.”

“Cuando yo mismo publiqué su biografía arremetieron contra mí por poner la homosexualidad de Lorca como epicentro de su vida”

Pero este motor de su obra no es tanto la reivindicación sobre su condición sexual sino lo contrario. Es un lento proceso de aceptación, explica Gibson, dominado por un profundo sentimiento de “auto-rechazo que no puede superar hasta el final de sus días”.

“El rechazo de su propia homosexualidad le humaniza primero y le empuja a escribir después. Si no escribe, si no expresa esto mismo en su obra se hubiera tirado a un río para suicidarse”.

Ian Gibson explica en «Lorca y el mundo gay» (Ed. Planeta) que el poeta huía de la imagen de afeminado que sus compañeros de instituto habían explotado mucho al llamarle “Federica García Lorca”. Presa de esos ataques sufre lo indecible para negarse a sí mismo.

“Ese temor a que te tomen por un “marica” es fomentado por el denominado cliché de “macho ibérico” en el que rascas un poco y aparece un homófobo. Fomentado también por la Iglesia que lleva 2000 años diciéndonos que esos señores son asquerosos y hay que lapidarlos”

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído