Imanol Arias: ‘Le tengo mucho miedo a la televisión digital’

David Ramírez y Ana Avellano (PD).- Con la inminente llegada de la TDT y todos los canales que supone, el actor reconoce que no sabe lo que pasará. La carrera de Imanol Arias se ha desarrollado junto con la televisión analógica y confiesa sentir ahora cierto miedo a lo desconocido.

Pero Imanol Arias parece, por encima de todo un hombre práctico, y ya que habrá TDT habla de que es fundamental mejorar sus deficiencias técnicas. Dice que no le gusta una televisión (como la digital) que se enturbia cuando llueve o nieva.



Es su noveno Premio TP, sin duda la gente te quiere

Llevo mucho tiempo en televisión, mi primer premio fue en 1983. Hago bromas y digo que habrán votado las mamás en lugar de las hijas. Pero las generaciones están tan mezcladas a la hora de ver la televisión. Hay mucho talento joven. Es tan evidente que sería de muy mal gusto que nos arrasara. La gente entiende que el talento joven está dando mucho brillo a la televisión pero está bien reconocer a la gente más mayor.

No me voy a quitar méritos. Creo que Antonio Alcántara es un personaje maravilloso y se lo debo todo a él.

¿Qué representa para usted el mundo de la televisión?

Un día me dijo un productor que todo en televisión es injusto, efímero y peligroso. Injusto: ¿por qué me lo voy a llevar yo y no Paco León o Miguel Ángel Silvestre? Efímero: porque voy a durar menos que el último televisor que compren los espectadores que me votan. Y Peligroso: si crees que vas a durar tanto como el aparato en el que te ven.

En tu trayectoria como actor, ¿Con qué te quedas?

Con la televisión analógica, no sé lo que me va a deparar la digital. Le tengo mucho miedo.

¿Qué crees que buscan los telespectadores?

Ahora buscan entretenimiento, inteligencia, cotilleo (porque somos así), que la verdad sea simple… Por eso los informativos más sencillos son los de más éxito.

¿Cambiarías algo de la televisión?

Haría más fiable técnicamente la TDT. No me gustan estas televisiones que se enturbian cuando llueve o nieva. No me gusta cuando un vecino juega la Selección Española, mueve una bandera y se enturbia. No me gusta cuando grita mi hijo que es músico, se enturbia… Casi prefiero la irregularidad del analógico. Pero bueno, soy mayor.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído