El irresistible ascenso de «Blanquito» a los cielos del poder

El irresistible ascenso de "Blanquito" a los cielos del poder

(PD).- Se llama José Blanco y es el tema del día. Por encima del nuevo y amenazante comunicado de ETA y a la altura de los sondeos, donde se atisba que el PSOE de Zapatero va camino de darse un batacazo de órdago en las elecciones europeas de junio, superado ampliamente por el PP de Rajoy.

Nació en una aldea de dos casas. Su padre era peón caminero. En el instituto y después en la universidad le conocían como «Blanquito«.

Era un currante en las asambleas y un vago de solemnidad en los estudios, que sólo aprobó algunas asignaturas de Derecho. Se libró de la mili por miope. No consiguió ser alcalde de un pueblo de 3.800 vecinos. Pues hoy es el número dos del PSOE y superministro de Fomento.

A casi nadie se le ha pasado por alto que es el primer ministro que ocupa esa cartera calve, sin tener en su haber un título universitario.

Confiado en sí mismo pese a su nula experiencia empresarial y a su expediente, afirma en El País, el diario de su querido Grupo PRISA, que su «máster» ha sido «gestionar el PSOE».

El Mundo cuenta que nadie en el instituto «creía que Blanquito sería ministro» y analiza el «milagro gallego» recordando sus años de adolescencia y las burlas de sus compañeros.

El miércoles por la mañana, en una sesión de investidura llena hasta la bandera, José Blanco recordó emocionado a su padre.Jesús, de la aldea de Mosteiro, en el municipio lucense de Palas de Rei, trabajó en el ministerio que ahora dirigirá su hijo.Entonces se llamaba Obras Públicas y él se pasó la vida tapando baches, primero como peón de pico y pala y más tarde como conductor de maquinaria de obra. Su esposa, Erundina, era modista. Pepe Blanco, 47 años cumplidos en febrero, nació en una aldea de tan sólo dos casas y se ha convertido en uno de los hombres más influyentes de España.

Estudiar no estudiaba nada, pero en 1977, a los 15 años, militaba en el PSP de Tierno Galván. Un año más tarde, su partido se fusionó con el PSOE y estas siglas acogieron a toda la militancia. Luis López, natural de Sarria y compañero de Blanco en aquella época, evoca al de Palas bregando en las asambleas estudiantiles. «Se mofaban de él llamándole Blanquito, pero llevaba a asambleas de 2.000 estudiantes hacia donde él quería, debatiendo duramente con los Estudiantes Revolucionarios Galegos».

Pepe Blanco era un mozalbete esmirriado, con un aspecto de empollón que no se correspondía con la realidad. «Estábamos todo el día en el local del partido. No había mucho tiempo para estudiar», cuenta Luis. Tampoco recuerda que practicara deporte. «Cuando íbamos a pegar carteles a las tres de la mañana, Blanco estaba para pegar carteles. O para dar una charla en el último pueblo de la montaña».

En ABC, una encuesta revela que la nota que los españoles ponen al Gobierno se ha desplomado en los últimos meses.

Parece que lo mismo le ha ocurrido al PSOE ante las europeas: una encuesta del diario de Pedrojota revela que el PP ya le saca 4,4 puntos. La Razón, mientras, analiza el proyecto de reforma de la ley del aborto para advertir cuál será uno de los «coladeros»: el supuesto de malformación del feto.

En el diario de Prisa, por otro lado, Luis R. Aizpeolea cuenta cómo se gestó la rumoreada y por fin anunciada crisis de Gobierno: el detonante fue, al parecer, el resultado en Galicia.

EL PAÍS: «José Blanco, ministro de Fomento: Mi master en empresas ha sido gestionar al PSOE»; «La derrota en Galicia decidió el cambio de Gobierno»; «Los piratas somalíes capturan otro buque»; Nos pasó por encima volaba muy bajo. Los informes secretos del Cougar».

El editorial es para Hugo Chávez: «El chavismo dice estar dispuesto a respetar las urnas, pero sólo después de emplear todos los medios del Estado para impedir que la oposición pueda vencer. Pero el argumento no vale: regímenes perfectamente totalitarios ha habido que han salido de las urnas y han ganado referendos».

ABC: «La confianza en el Gobierno para salir de la crisis se desploma en tres meses»; La Policía detiene al hombre clave de ETA para la falsificación»; «Muere Corín Tellado, la escritora hispana más leída tras Cervantes»; «La iglesia fuente de agua viva».

En el editorial, el diario habla del nuevo eslogan del remodelado Gobierno: «El problema del Ejecutivo es ganarse el crédito que no tiene para impulsar realmente una acción política de cohesión, después de cinco años de ejecutar una estrategia fundamentalmente basada en la disgregación del interés nacional para sustituirlo por una amalgama de intereses y pactos locales a la medida del poder socialista».

EL MUNDO: «El PP supera en 4,4 puntos al PSOE ante las europeas»; «Los forenses turcos acusan: «El general Navarro iba borracho»; «Polémica en EEUU por la reverencia de Obama ante el monarca saudí»; «Los nuevos ministros se reúnen entre sí»; El milagro de José Blanco. Nadie en el instituto creía que ‘Blanquito’ sería ministro.»; «La soledad de la vicepresidenta. Elena Salgado no tiene el apoyo de patronal y sindicatos».

En el editorial, analiza la encuesta sobre las europeas: «La desastrosa gestión de la grave crisis económica es el motivo de la gran factura que pueden pasarle los electores a Zapatero en la cita de junio, en beneficio del PP de Mariano Rajoy, cuya tendencia al alza es indiscutible, como demostraron las autonómicas gallegas del 1 de marzo».

LA RAZÓN: «Mano dura de Francia contra los piratas«; «El responsable de la falsificación de ETA llevaba 15 carnés de identidad para no ser detectado»; «Salgado se vuelca en las infraestructuras y el turismo para reactivar la economía»; «El supuesto de malformación del feto seguirá como uno de los coladeros de la nueva ley del aborto».

En el editorial, habla del año de Gobierno de Zapatero en la segunda legislatura: «El mejor balance de lo que se puede considerar como un fracaso de gestión lo ha hecho el propio Rodríguez Zapatero, que emprendió esta semana una profunda remodelación de su Gobierno».

PÚBLICO: «El PP aventaja en 4,5 puntos al PSOE«; «Corín Tellado muere a los 81 años»; «Golpe a la factoría de los documentos de ETA»; Los piratas somalíes secuestran otro barco»; «El Barça no afloja el ritmo».

LA VANGUARDIA: «La economía china también da signos de recuperación«; «El Vaticano fuerza a la Cope a atemperar la línea dura»; «Fomento se da unos meses para ceder cercanías. Salgado y Chaves se ponen al día sobre las negociaciones de la financiación autonómica»; «El Barça gana al Recre (2-0) sin derroches».

LA VOZ DE GALICIA: Pepiño Blanco también es el tema de portada de la Voz de galicia. Sale con foto y diciendo cosas como: ««Quiero decir con Feijoo a los gallegos la verdad sobre el AVE». Blanco cree que puede dar desde Madrid un impulso a Galicia, pero niega que lo haga pensando en llegar a la Xunta. Lo más llamativo es su nueva actitud: «Me involucré en la campaña gallega pese a algún consejo y soy corresponsable del resultado». Compromete su apoyo para los tres aeropuertos y un nuevo uso para el de Rozas Y CONCLUYE: «Lo del Plan Galicia de mier… no fue adecuado».

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído