Losantos se bate con los dueños de la Cope: «Si quieren echar a trescientas familias, échenlas»

Losantos se bate con los dueños de la Cope: "Si quieren echar a trescientas familias, échenlas"

(PD).- Previsible. La respuesta de Losantos a la «disparatada» oferta de los obispos no podía ser otra: el contrato. «Tanto César como yo tenemos contrato hasta el 31 de agosto, con opción a renovar un año más«. El polémico periodista ha hecho este martes sobre sí mismo su programa -insólito-, para, agarrándose a la fórmula propuesta por pura cortesía por los dueños de la emisora -para evitar un «se acabó lo que se daba»-, asegurar que «todo esto es una chapuza». Nada nuevo: Hay Losantos y César Vidal hasta verano. La emisora quiere evitarse las millonadas en indemnizaciones. Quedan tres meses. Cuesta abajo.

La oferta está hecha expresamente para no ser aceptada: dos horas de La Linterna para César Vidal y dos para Federico Jiménez Losantos. Una hachazo en el orgullo de ambos que no puede tener otra respuesta que no sea el «No». Diplomacia eclesial para anunciarles a ambos periodistas estrella que se acabó su vida en la Cope.

«La situación es, aparte de lo moral, desde el punto de vista legal abracadabrante».

«La situación legal es caótica. Yo no sé si lo que dijo Coronel equivalía a la ruptura del contrato».

El director de La Mañana, igual que hizo este lunes César Vidal, ha explicado a sus oyentes que «ahora, esta semana, comenzarán nuestros abogados a ver en qué han quedado nuestros contratos«.

«Yo no puedo ser malo en la mañana y bueno en la noche. Y César igual».

Desde las seis de la mañana, Losantos, que ha hecho un programa sobre sí mismo, ha repetido hasta la saciedad:

«Esto es una chapuza, dicho con todos los respetos a los que la han perpetrado».

Y, hablando en tándem, ha dicho sobre su compañero César Vidal: «Depende de mi capricho el que César conserve o no su programa». «Mi situación laboral es rara, pero la de César es absolutamente imposible«.

«Si alguien creía que nos íbamos a ir indignados, insoberbecidos y humillados, pues, es que no nos conocen. O sea, hemos aguantando todas las campañas, todos estos años, (…) como comprenderán, una semana más o menos nos da lo mismo».

«ESTO SE VA A FREIR ESPÁRRAGOS»

«A mí si la casa quiere prescindir de nosotros, me parece muy bien… Vamos, me parece muy mal, porque creo que se va a freir espárragos y nos ha costado mucho ponerla en funcionamiento. Pero son los propietarios y están en su derecho».

Losantos no ha ladeado al situarse él mismo en el centro de la cuenta de resultados de la emisora:

«Que quieren hacer una radio más pequeña, que quieren echar a trescientas familias,… échenlas, que para eso son los propietarios, pero aclárense».

Según el propio Losantos, «lo normal es mantener lo que funciona en época de crisis, porque estas cosas se rompen y vete luego tú a saber si los inventos nuevos salen o no salen«.

Y ha concluido:

«Yo no tengo intención de dejar la radio, ninguna intención».

Para concluir -por hoy- Pedrojota Ramírez, Luis Herrero y Francisco Marhuenda, junto a Losantos, han dedicado el espacio de la tertulia a la situación laboral de Losantos. Extraño acontecimiento en el suceder de los medios de comunicación.

Y Nacho Villa ya ha salido a relucir… Que se agarre.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído