Víctor Bárcena: «La industria del cine en España es cosa de unos pocos nombres»

Víctor Bárcena: "La industria del cine en España es cosa de unos pocos nombres"

Miguel Pato y Ana Avellano (PD)-. Las subvenciones al cine son -para muchos- un despilfarro. El cineasta Víctor Bárcena considera que en España son vitales para que exista una industria pero destaca que muchos cineastas de renombre podrían filmar sin tener que recurrir a ellas.

El director de “Las manos de Abel” cree que no podemos descuidar que la cultura no tenga el peso necesario por la no existencia del cine. Y para que exista ese vehículo de expresión habría que priorizar a aquellos profesionales que no pueden costearse el 100% de sus proyectos.

En el proyecto que nos presenta Bárcena, habla de tristes y violentos acontecimientos protagonizados por jóvenes, “casi niños”, con consecuencias dramáticas.

“Es el proceso que puede llevar, sin una razón aparente o explicación coherente, a un niño pequeño (presionado por su entorno) a cometer la primera traición de su vida”.

Para este cineasta el terreno de los cortometrajes da la posibilidad de moverse con más libertad.

“Una oportunidad para dar una salida más sincera a todo lo que el profesional de cine o televisión lleva dentro y es capaz de hacer. Aunque muchas personas se cortan las alas a sí mismos para hacer algo ‘que guste’. Pero la piedra filosofal de lo que le gusta a la gente no creo que la tenga nadie.”

“Salvando las distancias y la soberbia que alguien pueda apreciar en esta afirmación, ‘Las manos de Abel’ es, por encima de todo, lo que para mi tiene de imprescindible la dedicación al cine”.

“Las manos de Abel” (prod. Dies Irae) ha comenzado ahora la carrera de fondo y de promoción por festivales del género. Víctor Bárcena, que lamenta la poca acogida que ha tenido aun en España, destaca la participación en un festival en Cuba y en la importantísima cita en Nashville (EEUU).

POLÍTICA DE SUBVENCIONES

En este apartado, el director y cineasta analiza por qué en España recibe muchas críticas el apoyo, que el considera imprescindible, al cine. Explica que mientras en EEUU existe una industria que se autoabastece en España la “industria” está supeditada a unos pocos “nombres” por lo que se hace cine.

Por otro lado, el cine es una parte importante de la manifestación cultural de un país.

“El siglo XX ha estado marcado por el cine. Nuestra vida, nuestra forma de enfrentarnos con diferentes realidades, están (aunque no lo queramos ver) marcadas por el cine. Por eso, no podemos descuidar que la cultura no tenga el peso necesario por la no existencia del cine”.

Dicho esto, Víctor Bárcena reconoce que el problema de la política de subvenciones es que las reciben personas que, por su posición, podrían seguir haciendo cine sin tener ese dinero.

“La política de subvención debería de primar a aquellas personas que no pueden asumir el 100% de la importante inversión que se necesita para hacer cine”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído