Prisa se desploma en Bolsa el día que presenta su plan de viabilidad

Prisa se desploma en Bolsa el día que presenta su plan de viabilidad

(PD).- Prisa está viviendo su particular ‘crack del 29’. Conforme pasan los días, el valor del grupo cae en picado y son pocos -o ninguno- los síntomas de mejora. Este lunes, sus acciones volvieron a sufrir un desplome justo el día que tenía que presentar un plan de viabilidad ante el consorcio liderado por HSBC para refinanciar su deuda.

Los trabajadores del grupo saben que antes o después acabarán pagando la mala estrategia del grupo. Con una deuda que supera los 5.000 millones, Prisa no consigue remontar el vuelo y ni las prebendas del Gobierno a las televisiones sirven para mejorar los resultados.

A esto se le une las exigencias de sus principales acreedores -HSBC y BNP Paribas- que pidieron al conglomerado de medios un plan detallado de actuaciones que justifique su viabilidad financiera. La prórroga del crédito de 1.950 millones que concedieron estas entidades está condicionada por el compromiso de recapitalización y desinversiones. Dicho plan fue presentado ayer, aunque Prisa dio por hecha la moratoria de los bancos hace un mes.

La casualidad ha querido que el día que Prisa se jugaba su futuro, la Bolsa volviera a dar una decepción a la familia Polanco. Las acciones cayeron un 9% y parecen haberse estancado por debajo de los dos euros. Ni si quiera cuando Zapatero anunció recortes de publicidad en TVE o Industria dio luz verde a la TDT de pago, el grupo vio crecer sus valores, algo que sí le ocurrió al resto de operadoras.

Y es que este asunto es un tema espinoso para Prisa. Lleva meses negociando con Telefónica-Vivendi para la venta de Digital+ sin llegar a un acuerdo. Inicialmente, el grupo pidió cifras superiores a los 4.000 millones de euros mientras que el consorcio hispanofrancés ha tasado la compañía en 1.800 millones. Además, las últimas decisiones del Ejecutivo en materia audiovisual no hacen sino rebajar el valor de la plataforma digital de pago.

A pesar del renuncio del Gobierno -instigado por De la Vega-, antes o después se aprobará la TDT de pago y es de esperar que todas las televisiones presenten solicitud. La Sexta es el mejor colocado para explotar este sistema en perjuicio de Prisa -que aún se está arrepintiendo de la compra de Sogecable- por lo que ésta no puede esperar demasiado para redefinir su negocio.

El grupo necesita reducir la plantilla de 13.000 a 11.000 personas en todo el mundo y ya se ha comunicado a las cabeceras los recortes. Cinco Días, la Ser y El País ya han comenzado a sufrir las consecuencias, pero los trabajadores temen que la situación acabe con un ere, como ha sucedido en los principales grupos españoles.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído