Fernando Delgado: «‘De una vida a otra’ nació de mi deseo de escapar de aquel reformatorio»

Fernando Delgado: "'De una vida a otra' nació de mi deseo de escapar de aquel reformatorio"

Miguel Pato y Ana Avellano (PD)-. No sabe explicar exactamente cómo se enfrenta a las historias que escribe. Su última novela, “De una vida a otra” (Ed. Planeta) surge de una asfixia, de un ambiente trágico de reformatorio. Temía -nos dice- que pareciera una novela más sobre el franquismo. Retomó su escritura cuando descubrió que su protagonista tenía una infancia anterior que le permitió saltar de una vida a otra.

El destino del Román no es sino fruto de los destinos de otros. Así, de la noche a la mañana, por culpa de la férrea moral de una época, un niño de clase acomodada acaba en un reformatorio por los delitos que comenten otras. Un salto “de una vida a otra” que nos relata Fernando Delgado.

“Son la infancia de la iniciación a la vida y la experiencia terrible de un reformatorio”.

El escritor considera que estamos construidos de memoria, de la posibilidad de volver a vivir aquello que se guarda en el recuerdo. De alguna manera, sentirte sustentado por lo que fuiste y ya no eres.

La dualidad entre dos vidas se percibe muy bien cuando el protagonista declara que “mi vida real y mi vida imaginaria son contradictorias pero respetan su frontera”. Estas palabras dan pie al autor para decirnos que lamenta que muchas personas rechacen lo imaginado porque lo consideran en el terreno de la locura.

“Por eso es tan importante la duda. La duda nos explica como seres humanos. Dios nos libre de los tipos de una pieza. Los tipos de una pieza se niegan la flexibilidad del alma, se niegan su parte imaginaria. No somos radicalmente nada”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído