Marcos Cross: «En España ha habido focos puntuales de xenofobia pero no se han radicalizado»

Marcos Cross: "En España ha habido focos puntuales de xenofobia pero no se han radicalizado"

Tatiana Rojas (PD).- “La República Dominicana: Dónde todo comenzó”. Este es el sugerente reclamo de una de las perlas del Caribe más visitadas por los españoles. Y España es uno de los destinos más elegidos por el dominicano para establecerse. El cónsul general dominicano en Madrid, Marcos Cross Sánchez, nos habla de los lazos todavía existentes entre ambas naciones y de la comunidad quisqueyana radicada en la península.

Quisqueya, La Bella” versan los merengues que baila el dominicano. Muchos son los que con pesar pero con ilusión dejan atrás la hermosura de sus vistas y deciden emprender un camino de ida sin fecha de vuelta a las prósperas tierras españolas en busca de nuevas oportunidades. Marcos Cross afirma que

“El dominicano tiene ansias de volver a su país pero no sabe cuándo lo va a hacer. Normalmente su estancia aquí se alarga siempre más de lo previsto”.

Bien lo sabe el cónsul dominicano que llego en 1991 y, casi 20 años después, sigue en España. El pueblo caribeño ha hecho de España su segundo hogar y para Cross es una de las comunidades inmigrantes mejor integradas.

“Un 30% de las mujeres dominicanas se casan con españoles y muchos dominicanos hacen lo mismo con españolas. Además durante el boom inmobiliario no fueron pocos lo que compraron vivienda en este país. Esto es síntoma de nuestra buena integración”.

El Consulado General Dominicano goza de muy buenas relaciones no sólo con el Gobierno central sino también con las diferentes comunidades autónomas, entre ellas la de Madrid, dónde se concentra el mayor número de los caribeños (unos 70.000).

“Tanto la Comunidad de Madrid cómo la Consejería de Inmigración han respaldado al pueblo dominicano. De hecho hemos abierto recientemente un Centro Hispano-Dominicano en el barrio de Ventilla para ayudar a integrar a los jóvenes dominicanos, quienes están siendo castigados por las bandas y la delincuencia”.

Aunque Marcos Cross también tiene ruegos que hacer y muchos proyectos para seguir ayudando a sus compatriotas en España.

“Aprovecho para recordar a Doña Esperanza Aguirre la promesa que nos hizo de hacer un campo de béisbol en el 2006 y le agradezco la presteza con la que nos ha asistido en otras peticiones. Pienso además que su construcción enriquecería la cultura deportiva española”.

UN POCO DE HISTORIA

Los dominicanos empezaron a venir a España a principios de los años 80 cuando todavía existía el acuerdo de libre circulación entre ambos países. Los primeros en llegar eran estudiantes de medicina que venían a terminar sus estudios y muchos se quedaron en el país ejerciendo. La segunda llegada de inmigrantes dominicanos se produce entre el 1986 y el 1989, la mayoría mujeres que trabajaban en casas de familia. Ya en los 90 se produjo la llegada más importante de estos ciudadanos estableciendo España un visado, vigente actualmente.

Para Marcos Cross las relaciones entre ambos países no han estado comprometidas nunca durante estos años, ni siquiera en los momentos más delicados por los que ha pasado el pueblo dominicano en España como fueron los asesinatos de Lucrecia Pérez Matos en 1992 y la muerte de “Luisito” hace un mes escaso.

“En este país ha habido focos puntuales de xenofobia y racismo como ha podido haberlos en Dominicana con los haitianos, pero no se han radicalizado. Nunca se han visto en peligro las relaciones entre ambos países, ni con la muerte de Lucrecia ni con la reciente muerte de Luisito, con la que sabemos que se hará justicia”.

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído