Los viejos iconos de Disney son derrotados por los nuevos ídolos

(PD).- Para la mayoría, la adolescencia es sinónimo de una lucha constante contra los complejos. Pero, para las estrellas juveniles de la factoría Disney esta etapa se ha convertido en una época dorada.

Rondan los 18 años, tienen una multitud de fans que los adulan, una cuenta corriente con muchos ceros y los invitan en todas las fiestas vips. Músicos, actores, o un poco de todo, estos polifacéticos adolescentes se han convertido en un verdadero fenómeno y en la gallina de los huevos de oro para la empresa que los impulsó.

Disney, responsable y beneficiario de esta tendencia, presentó en el 2006 a la familiar banda Jonas Brothers: Joe, Nick y Kevin, que tienen 19, 16 y 21 años, respectivamente. Presentado como un trío de rock católico, defiende la abstinencia sexual antes del matrimonio y está en contra de las drogas.

Cuenta Laia Zieger en El Periódico que una verdadera agua bendita para sus productores que, con esta mezcla de rebeldía y puritanismo, han hecho que seduzcan tanto a los adolescentes como a sus padres. Las cifras hablan por sí solas: su álbum, A Little bit longer, ha vendido en EEUU más de un millón de ejemplares.

El negocio no se detiene aquí. Esta banda también protagoniza la serie J.O.N.A.S y la saga de filmes Camp Rock, cuya segunda entrega se estrenó hace poco en Nueva York ante miles de fans histéricos. En su primer fin de semana en las salas de EEUU, la película recaudó más de 10 millones de euros.

MÁS NEGOCIO

Otro valioso producto de Disney es Hannah Montana, personaje interpretado por Miley Cyrus, de 16 años, que canta y actúa en series y películas que apasionan a los jóvenes.

Esta semana, Cyrus se convirtió en la cantante más joven en ocupar con tres discos diferentes el primer puesto de la lista Billboard (ventas en EEUU).

Además, como todo lo que toca se convierte en oro, las entradas para sus giras (con más de 50 actuaciones) se venden en unos pocos minutos. La Hannahmanía también ha llegado a España. Hace unos días se estrenó en Madrid Hannah Montana: La película, que solo en las taquillas de EEUU ha recaudado 49 millones de euros.

Otra superestrella de Disney es Zac Efron, protagonista de High school musical, un filme que derivó en musical. Una prueba del atractivo del adolescente es que 17 otra vez, la comedia en la que actúa, superó durante el fin de semana de estreno en EEUU el número de entradas vendidas por La Sombra del poder, del actor Russell Crowe.

Antes que ellos, los cantantes Britney Spears o Justin Timberlake ya fueron empleados de Disney, pero después volaron solos. Un error que los dirigentes de la casa no quieren repetir. ¿Estará Tío Gilito detrás de este lucrativo negocio?

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído