Antonio Miguel Carmona: «Algunos aprovechan que el Pisuerga pasa por Valladolid y piden la reforma laboral»

Antonio Miguel Carmona: "Algunos aprovechan que el Pisuerga pasa por Valladolid y piden la reforma laboral"

Miguel Pato (PD)-. Es lo que él llama el “efecto Pisuerga”. Para el experto en economía del Partido Socialista de Madrid aquellos que achacan la supuesta rigidez del mercado laboral a la crisis tienen una cierta insolvencia técnica. Afirma que se puede discutir de muchas de cosas pero no cree que la solución sea abaratar el despido. Antonio Miguel Carmona analiza para Periodista Digital el último Debate sobre el Estado de la Nación.

Salvo la de la vivienda, ¿no cree que hace falta un plan de choque que, como tal, necesita medidas impopulares?

El Gobierno hace lo que debe hacer. Tenemos una crisis de liquidez y demanda. Por lo tanto lo que ha hecho hasta ahora ha sido inyectar liquidez a las instituciones financieras y alentar la demanda con Pan E de 8.000 millones de euros. Y ahora ha propuesto medidas de oferta como la rebaja en Impuesto de Sociedad y en el IRPF para autónomos para que aquellos que genera el 80% del PIB se sientan aliviados con políticas fiscales.

Por eso el Gobierno lo que hace es tocar todas las teclas necesarias para estar a la cabeza a la hora de la recuperación económica cuando esta se produzca.

El presidente se niega a una reforma laboral como una de esas medidas que podrían ser impopulares pero tal vez necesarias…

Aquellos que achacan la supuesta rigidez del mercado laboral a la crisis económica tienen una cierta insolvencia técnica. Las relaciones laborales no son la causa de la crisis. La causa de la crisis es la falta de liquidez que ha empujado a que haya un derrumbe de la demanda.

Lo que pasa es que algunos hacen lo que he llamado el “efecto Pisuerga”: aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid piden que se reforma el mercado laboral. En un país donde 8 de cada 10 contratos son temporales, hablar de reforma laboral es una broma.

Pero es que, por ejemplo, Financial Times aboga por esa medida de la reforma laboral pues dice que en España está protegido el trabajador indefinido pero desprotegiendo al eventual.

Financial Times no son precisamente catedráticos en economía. En lo que hay que incidir no es facilitar más el despido sino alentar la contratación. Aquel empresario que quiera despedir a trabajadores porque su empresa está en crisis lo puede hacer a través de un ERE que se aprobará en las Comunidades Autónomas. Ese no es el problema.

El problema es que la mayoría de los empresarios tienen un problema de liquidez para pagar sus letras, no un problema laboral. Y se puede discutir de muchas cosas más pero facilitar el despido ese no es el problema.

La eliminación de las deducciones por la compra de una vivienda suena a chantaje. “Si compra ahora bien, si lo hace más tarde le saldrá más caro”.

No es una medida de presión. Es una medida adecuada porque el efecto a corto plazo alienta la adquisición de viviendas que es un sector de está de capa caída y a medio plazo normaliza la construcción de viviendas de tal manera que no se acelere tanto como en los últimos años hasta el punto de representar un 14% del PIB español.

¿Por qué entre las medidas políticas nunca hemos escuchado la bajada de sueldos de los altos cargos políticos, como sí sucede en algunas empresas?

No tiene un peso presupuestario importante. Si sería un buen ejemplo y por eso la Comunidad de Madrid tendría que haber evitado aumentar en un 49% los altos cargos en los últimos cuatro años o no gastarse en el último año 170 millones de euros en propaganda.

Cuando en el debate Durán i Lleida criticó duramente al presidente, Zapatero le dijo que pensaba de él que era un acreditado demócrata y por ello no tenía que emplear argumentos propios del líder del PP. ¿Le llamó antidemócrata a Rajoy?

Lo que creo que pretendió el presidente del Gobierno fue decir que Mariano Rajoy no hace propuestas productivas. Y yo citaría aquí la frase de Churchill de que “mala es la época en la que los políticos intentan ser importantes antes que útiles”. Y en eso es en lo que está cayendo el presidente del PP, intentar ser importante antes que útil. Eso es muy negativo para la ciudadanía.

¿Los diputados socialistas saben leer?

Mucho. Por culpa de haber leído nos hicimos socialistas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído