Francisco Cruz: «Una tormenta no provoca por sí sola un accidente de avión»

Ana Avellano (PD).- Encontrar las cajas negras del vuelo de Air France 447 es lo primordial pero por la profundidad y el fondo marino en donde se encuentran es difícil. Todavía es pronto para saber cuáles fueron las causas por las que el A330-200 de Air France cayó al mar. Para el experto de seguridad del Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Comercial (COPAC), Francisco Cruz, el granizo (que sí que daña el avión) debió de juntarse con otras causas técnicas que finalmente provocaron la catástrofe.

La primera hipótesis, es decir, que un rayo fulminara el avión en pleno vuelo, es demasiado endeble para muchos expertos. ¿Usted la descarta?

Un solo fenómeno no causa que se caiga un avión porque está certificado para soportar cargas eléctricas. En una tormenta, hay un aspecto más peligroso como es el granizo (que sí que daña el avión) y la turbulenta asociada con el mismo. Y esto sí que es peligroso. Pero el radar meteorológico que disponen los aviones es para evitar las tormentas.

Hay que tener cautela y esperar a recuperar las cajas negras. En este sentido, nos remitimos a las estadísticas en circunstancias similares. Este accidente es muy similar a un accidente aéreo que se produjo en enero de 2007, un Boeing 7373, de la Compañía Adaner. El avión se desvió de la ruta y se metió en una tormenta y debido a un fallo en un instrumento de navegación y la falta de entrenamiento de los pilotos provocó que cayese al fondo del océano.

La zona que atravesaba el avión se caracteriza por esconder tormentas inevitables y violentas. ¿Es una zona peligrosa?

Hay millones de aviones que atraviesan esta zona y que evitan la tormenta. También ha debido haber un fallo electrónico. Habrá que averiguarlo porque aún es demasiado prematuro para emitir un juicio.

Hay que ver cómo están dispersados los restos del avión. Si llegó de una pieza al mar o si se desintegró en el aire.

Las cajas negras se encontrarán pero, como en otros casos, se han tardado 3 o 4 meses en encontrarlas. Los americanos tienen equipos de localizador de cajas negras muy buenos. Aunque la búsqueda de éstas va a ser complicada por la profundidad y por el relieve marino. Estas cajas emiten señales de localización durante unos 30 días y por eso hay que saber dónde están cuanto antes.

Una de las cuestiones que más atormentan a los expertos que tratan de explicar el accidente es por qué no se lanzó un mensaje de socorro

Hay que irse a las estadísticas. En la mayoría de los casos que no ha habido comunicación de socorro es porque o hay una bomba a bordo o por una reparación defectuosa y el avión se desintegró en el aire.

¿Cree que pudo ser un atentado?

Esto ha pasado. No lo considero probable pero no se descarta. En estos accidentes hay un protocolo y no se puede descartar todavía. Se tienen que analizar todos los restos para comprobarlo. Aún es un poco prematuro. Lo recomendable en estos casos es irse a las estadísticas.

¿Se están haciendo bien y rápido las labores de investigación?

Se han puesto en marcha todos los protocolos y se siguen a raja tabla. Lo principal se está haciendo: buscar a toda costa las cajas negras. Hay que pedir a la opinión pública paciencia porque lleva su tiempo. La gente tiene inquietud y quiere saber pero hay que ser cautos. El shock que causa es grande porque son 228 muertos de golpe.

Hay que tener en cuenta que éste es el primer caso de accidente de un avión relativamente nuevo (del año 2005) y en fase de crucero porque, si hay algún fallo, suelen ser más cerca de la fase de aproximación al aterrizaje.

Pero los vuelos son seguros. Hay una tasa de un 0,65% de accidentes por cada millón de despegues. Es muy importante también la preparación del vuelo.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído