Corea del Norte condena a 12 años de trabajos forzados a dos periodistas norteamericanas

Corea del Norte condena a 12 años de trabajos forzados a dos periodistas norteamericanas

(PD).- Tal como se temía en el Departamento de Estado de los EEUU, las dos periodistas estadounidenses arrestadas el pasado mes de marzo en Corea del Norte han recibido una dura sentencia por su «entrada ilegal» en el país: 12 años de trabajos forzados.

En un juicio celebrado celebrado entre el 4 y 8 de junio en Pyongyang, la Corte Central de Corea del Norte, máxima instancia judicial del país, ha declarado culpables a Euna Lee, de origen coreano, y Laura Ling, de origen chino, por haber realizado «actos hostiles» contra el Estado, además de entrar ilegalmente.

Explica Ricard González en El Mundo que el juicio se ha celebrado sin la presencia de ningún observador internacional, según informó el embajador sueco en Pyongyang Departamento de Estado, puesto que ambos países no tienen ningún tipo de relación diplomática desde la guerra que les enfrentó a inicios de los años cincuenta.

Precisamente, el embajador sueco es el único contacto que han tenido con el exterior, pues éste pudo visitarlas en dos ocasiones, el 30 de marzo, y el 15 de mayo. Aunque Pyongyang asegura que han dispuesto de un abogado defensor, se ha negado a proporcionar su nombre.

«El juicio confirmó el grave crimen que han cometido contra la nación coerana, y su entrada ilegal, por lo que cada una ha sido sentenciada a 12 años reforma a través de trabajos», reza una nota pública emitida por los medios oficiales del país.

Ambas periodistas trabajan para una cadena de televisión ‘on line’, el San Francisco Current TV, propiedad de Al Gore. Su detención se produjo el pasado 17 de marzo, muy cerca de la frontera entre Corea del Norte y China, mientras estaban grabando a un grupo de mujeres coreanas refugiadas.

Según fuentes de la Casa Blanca, se ha sondeado la posibilidad de enviar a Pyongyang al propio Al Gore o a Bill Richardson, embajador de los EEUU ante la ONU durante la presidencia Clinton, en una misión especial para conseguir la liberación de las dos periodistas.

Posible moneda de cambio

De acuerdo con la opinión de los analistas, las dos mujeres pueden convertirse en moneda de cambio para Pyongyang, que vive un momento de fuerte tensión con los EEUU tras su ensayo nuclear del mes pasado.

La noticia ha coincidido con el anuncio por parte de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, de que los EEUU se están planteando volver a incluir Corea del Norte en la lista de naciones que apoya el terrorismo, lo que podría implicar un endurecimiento de las sanciones financieras que se aplican al país.

Además, los EEUU también podrían intentar bloquear el tráfico aéreo o marino de Corea del Norte para evitar que pueda importar o exportar secretamente armas o material nuclear. Para ello, debería contar con el apoyo de China, y conllevaría el riesgo de que se produjeran conflictos entre navíos estadounidenses y norcoreanos. De momento, no está nada claro que China esté por la labor de impedir el comercio de armas con Corea del Norte, la principal fuente de ingresos de Pyongyang.

Por otro lado, en el seno de la ONU aún se está discutiendo que respuesta dar al desafío nuclear de Pyongyang. El régimen ha advertido que un endurecimiento de las sanciones sería considerado como «una declaración de guerra, y sería respondido con medidas extremas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído