De la Vega le hace un corte de mangas a su amigo Pedrojota ofreciéndole un tibio plan de rescate

De la Vega le hace un corte de mangas a su amigo Pedrojota ofreciéndole un tibio plan de rescate

(PD).- Querían un plan de rescate de 600 millones de euros que les sacara del cataclismo financiero de la crisis. «Un plan igualito al de Sarkozy en Francia», suplicaba Pedrojota de rodillas en sus incursiones monclovitas. «Si rescataron a las teles privadas, también tienen que salvarnos a nosotros», clamaban desde el lobby de la prensa rancia representado por AEDE. Pues va a ser que no. Les han hecho una oferta que «no cumple las expectativas ni responde a las necesidades del sector». Los mangantes del papel se quedan con las ganas.

Los editores de la prensa de papel, sumidos en la mayor crisis de su historia por la estrepitosa debacle de la publicidad e inversiones ruinosas en proyectos megalómanos, vienen peleando desde hace seis meses porque el Gobierno ZP les salve el culo con dinero de todos los españoles. Había un exceso de triunfalismo y mucha prepotencia que lo han terminado pagando. Pero la factura se la pasan al contribuyente español.

«El periodismo es un bien de la democracia», argumentan, «por ende la única forma de frenar los despidos y los EREs en la prensa es un plan de ayudas a la prensa». No a los digitales sino a la prensa de papel que todos los meses recibe las bofetadas de audiencia del OJD.

«No cumple las expectativas ni responde a las necesidades del sector y, lo más importante, no aborda seriamente el problema», declaró la presidenta de la Asociación Española de Editores (Aede), Pilar Yarza. «Las medidas no suponen un plan estructural para un sector que es garante de derechos y libertades y no se acercan ni remotamente a las ayudas de otros países».

El Gobierno les ofreció 60 millones de euros en créditos blandos para la impresión. Otra: líneas específicas ICO por valor de unos 300 millones de euros. Una más: aplazamiento de un año en el pago de las cuotas empresariales de la Seguridad Social (sólo para aquellos que no tengan un ERE en discusión), que es algo que ya puede negociar cualquier sociedad… «Un vago y descafeinado plan de apoyo que no sirve de nada», se quejan.

«Sus propuestas no responden a los planteamientos que desde esta Asociación se han hecho al Gobierno y no tendrán por tanto el efecto deseado para lograr los objetivos que, reiteradamente, le hemos expuesto», leyó este miércoles la vicepresidenta como opinión de Aede. Respaldada por unanimidad en la junta directiva, su presidenta la hizo llegar a manos de María Teresa Fernández de la Vega en forma de burofax.

Tampoco convence a los editores por efectiva una rebaja en las tarifas postales, ni un plan de formación de periodistas, ni la creación de un centro de excelencia periodística, ni el fomento de las suscripciones en ministerios y embajadas -se supone que ya compran los periódicos- y en Renfe y Aena, ni una campaña del Ministerio de Igualdad de 1,5 millones a repartir entre todos…Una muestra evidente de todo lo que da de sí el Ministerio de Aído.

«Es del todo insuficiente», insisten desde AEDE. «No supone un alivio financiero y dista de lo que han hecho, por ejemplo, con la televisión. A ellos, sólo con quitar la publicidad de TVE, les han liberado 500 millones». Los «garantes fundamentales del sistema democrático y la libertad de expresión», que no son otros que los mangantes de la prensa de papel, se han quedado con las ganas. A seguir cabildeando.

ENLACES RELACIONADOS
Amos mediáticos: lo que la crisis se llevó

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído