Las telecos piden a los diputados que frenen en el Congreso la tasa que quiere imponer ZP para TVE

(PD).- Las empresas de telecomunicaciones han pedido a los partidos políticos con representación parlamentaria su apoyo para frenar en el Congreso el proyecto de Ley de financiación de TVE que el Gobierno ZP aprobó en Consejo de Ministros el pasado 8 de junio y exige a este sector el pago de una tasa para mantener una televisión pública sin anuncios.

Mañana termina el periodo de enmiendas al polémico proyecto de ley y el sector de las telecomunicaciones ha querido recordar su rechazo a una tasa que el presidente de Redtel (asociación que agrupa a Telefónica, Orange, Ono y Vodafone), Miguel Canalejo, ha calificado como «impuesto revolucionario».

En una rueda de prensa convocada este medio día, Canalejo ha insistido en que la ley de financiación de RTVE aún no está aprobada y ha instado a todos los partidos políticos que en su programa electoral apostaron por la Sociedad de la Información a que paralicen la tasa en el Parlamento.

El proyecto de ley del Ejecutivo exige a las cadenas privadas estatales el pago del 3% de sus ingresos brutos de explotación y a los operadores de telecomunicaciones, el 0,9%, para financiar RTVE. Además, el dinero recaudado por el uso del espectro radioeléctrico también irá destinado a la cadena pública. De este modo, los canales de televisión financiarán el 10% de TVE (120 millones de euros al año) y las ‘telecos’, el 24% (288 millones).

El representante del sector ha insistido en que tanto el Consejo de Estado como la CMT hayan rechazado este modelo y ha confirmado que los argumentos aportados por estos dos organismos han sido los empleados por las ‘telecos’ en sus conversaciones con los partidos políticos.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que las operadoras suban sus tarifas de internet y telefonía fija para poder abonar la tasa, Canalejo se ha referido al informe del Consejo de Estado que señala como «previsible» este daño colateral para los consumidores.

El presidente de Redtel ha reivindicado el papel del sector en la economía española y ha subrayado que las telecomunicaciones son infraestructuras equiparables en importancia a otras como el transporte o los aeropuertos sólo que están financiadas por empresas privadas. Por ello, Redtel afirma no entender este castigo del Ejecutivo.

«Hemos dotado al país de infraestructuras sin la ayuda de nadie. Pero Moncloa no nos consultó hasta 48 horas antes de aprobar esta ley. Algo hemos hecho mal y tendremos que aprender de esto», ha reconocido en un gesto de autocrítica.

Dividendo digital

El representante de Redtel también se ha referido al dividendo digital, que el Gobierno concedió a las ‘telecos’ el pasado 2 de junio para tratar de calmar los ánimos en el sector.

Canalejo ha asegurado que sin esas frecuencias España no podría desarrollar la tecnología LTE que traerá la banda ancha a la telefonía móvil, lo que supondría una desventaja competitiva con respecto a sus vecinos europeos.

«Esto no tiene nada que ver con el impuesto por TVE», ha afirmado. Según el representante de las grandes empresas del sector, esta medida es la «más importante de las aprobadas en los últimos años», pero «llegará tarde», en 2015, de acuerdo con el calendario anunciado por el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído