Irán mantiene su pulso y expulsa al corresponsal de la BBC

Irán mantiene su pulso y expulsa al corresponsal de la BBC

(PD).- La revuelta también se juega en los medios. Al menos así lo entiende el Gobierno iraní, que ha desplegado un intenso control de los medios internacionales desde el inicio del conflicto, a los que acusa de expolear los disturbios.

La última víctima de esta censura abierta ha sido la británica BBC. Este domingo las autoridades locales han enviado una notificación a su correponsal permanente en Irán, John Leyne, para que abandone el país en las próximas 24 horas.

La justificación de esta expulsión es la misma que en anteriores expulsiones: que está apoyando a los manifestantes, según la agencia Fars, próxima al Gobierno.

Sólo unas horas después de anunciarse la expulsión, el periodista y cineasta canadiense Maziar Bahari fue detenido «sin cargos, y nada se sabe de él», según ha alertado la revista estadounidense Newsweek, para la cual trabaja el reportero.

Hasta ahora, las autoridades han prohibido a las periodistas cubrir las manifestaciones de protesta de quienes denuncian fraude electoral en la victoria del actual presidente, Mahmud Ahmadineyad. Además han cancelado las credenciales de los corresponsales extranjeros, restricción extendida ahora a los periodistas locales que trabajan para medios internacionales.

Esta expulsión supone un paso más. El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Hasan Qashqavi, volvía a su vez a acusar a los medios de comunicación británicos y estadounidenses de fomentar los disturbios y las protestas que desde hace más de una semana agitan el país.

«Voice of América y British Broadcasting Corporation (BBC) son canales del Estado. Su presupuesto es aprobado por el Congreso norteamericano y por el Parlamento británico. Son portavoces de sus respectivos gobiernos», ha afirmado.

Cualquier tipo de contacto con estos canales a través de correo y el teléfono va en contra de la soberanía nacional y es una acto de animadversión contra la nación iraní. Estos canales están actuando como motores en los disturbios postelectorales.

Treinta periodistas encarcelados

Reporteros Sin Fronteras ha denunciado este sábado que son ya 30 los «periodistas y ciberdisidentes» que han sido encarcelados en territorio iraní desde el día de las elecciones y «la violencia de las manifestaciones» que se producen estos días en Teherán hace temer que aumenten el número de arrestos de iraníes y las expulsiones de corresponsales extranjeros.

El régimen iraní, añade la nota, «no puede tolerar» que se vea lo que está ocurriendo y por eso quiere acallar a la prensa. «La comunidad internacional no puede ignorar más la situación», en opinión de esta organización, que considera que debe producirse «una reacción clara y unánime».

RSF reiteró que hay una decena de periodistas locales sobre los que no tiene noticias desde hace días y que, entre los que se encuentran en prisión, le han llegado denuncias de numerosos casos de torturas.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído