El Consejo de Ministros echa a andar la Ley General Audiovisual

El Consejo de Ministros echa a andar la Ley General Audiovisual

(PD).- Ya está en marcha la prometida Ley General Audiovisual. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la normativa que permitirá a las televisiones aumentar su modelo de negocio gracias a la regulación de la TDT de pago o la creación de los Medios Audiovisuales.

Nada nuevo bajo el sol. Se trata de un asunto muy complejo donde tanto Gobierno como oposición tienen mucho que perder si dan un paso en falso. Por eso que, una vez se envíe a las Cortes para su debate, será raro que el texto resultante sea muy distinto al de ahora, si no más beneficioso para los implicados.

Y es que, aunque se trata de una normativa necesaria y urgente -el apagón analógico es casi un hecho-, se han producido más avances a raíz de la crisis que los anteriores seis años de debate. Las televisiones están hambrientas y el cambio en el modelo de negocio que no hicieron en su momento les va a venir dado ahora.

A grandes rasgos, se trata de un texto que se carga de un plumazo diez leyes y aúna en un sólo texto varias normativas vigentes. Lo ha definido muy bien De la Vega en la salida del Consejo de Ministros: «No he visto un sector más complejo en los 40 años que llevo en política». No le falta razón; la publicidad en RTVE, fusiones entre cadenas, arrendamientos de licencias… Todo bajo la tutela de un Consejo Estatal de Medios Audiovisuales. Estos son los principales puntos del nuevo texto:

-Creación de un Consejo Estatal de Medios Audiovisuales. Este organismo, dependiente de Presidencia, será el encargado de vigilar e intervenir en los conflictos o vulneraciones que se produzcan. Estará formado por siete consejeros elegidos por mayoría de tres quintos y tendrán un mandato de seis años.

-Nueva RTVE. Aunque ya habían anunciado el nuevo modelo, este texto contempla la supresión de la publicidad en la cadena pública y garantiza la obligación de servicio público. Además, establece limitaciones a la hora de compra de contenidos.

-Publicidad. Mantiene los 12 minutos por hora de emisión pero incluye la televenta y quita el patrocinio, el emplazamiento y la autopromoción. En el caso de películas e informativos, sólo se podrán hacer cortes publicitarios cada 30 minutos y éstos deberán mantener el volumen del programa anterior.

-Fútbol. Según el texto, los contratos para la compra de derechos tendrán una duración de cuatro años y se prohíbe el monopolio. Además, el Consejo de Medios será el responsable de fijar los acontecimientos más importantes en abierto como ocurría con la Ley de Interés General.

TDT. Se autoriza el cobro de contenidos total o parcial en uno de los dos canales del múltiplex y se permite el arrendamiento del 50% de una licencia una vez transcurridos cinco años de la adjudicación. Además, se amplía el plazo de 10 a 15 años de duración de las licencias y se establece la renovación automática.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído