Schutz: «Si lo hubiera visto en un diario neonazi no me hubiera sorprendido pero en El País sí»

Schutz: "Si lo hubiera visto en un diario neonazi no me hubiera sorprendido pero en El País sí"

Ana Avellano (PD).- La aparición de una viñeta antisemita en las páginas de este diario han levantado las críticas. El embajador de Israel en España, Raphael Schutz, se asombra de ésta caricatura al parecer «sacada de un diario nazi de la década de los 30» con todos sus estereotipos. Schutz explica que parece «estar de moda» ir en contra de los judíos donde a una parte de la izquierda le importan las ideologías y no los hechos.

Usted ya tuvo una enganchada con el director de ‘Publico’ Felix Monteira. ¿Qué le pasa a la prensa de izquierdas con Israel?

En algunos sectores de izquierda hay lo que nosotros llamamos un pensamiento único. Éste es un debate o una opinión que no se basa en hechos sino en ideologías y estereotipos. Y es un continuo desafío enfrentarnos a ello. A veces es una frustración frente a este pensamiento único cuando alguien quiere hacer una lectura diferente.

¿Es mero antiamericanismo o hay algo más? ¿Sucede igual en otros países?

Es difícil de analizarlo a fondo. Hay pereza intelectual. Estar en contra de Israel está de moda. Y cuando algo está de moda no hay que pensar lo que hay detrás de ello. Me refiero a “modas” a nivel nacional y en diferentes sectores donde tienen que encontrar una causa justa y, como el comunismo está caducado, se buscan otras. Y parece que en Israel han encontrado una causa a sus aspiraciones no importándoles los hechos.

También pasa en otros países de Europa pero como embajador en España me preocupa este país. Y no sólo se da en los medios sino también en las universidades. En nombre del progresismo y de pensamientos supuestamente avanzados y liberales frenan cualquier otra idea y no dejan margen a las personas que piensan distinto. Es una especie de totalitarismo progresista.

Como indica en su carta al director al diario El País no es la primera vez que publican viñetas antisemitas. Con esta última, ¿cree que se ha traspasado la barrera o es sólo un nuevo aviso?

Quizás es más flagrante que en otras. Es llamativo porque usa el estereotipo más clásico del antisemitismo: el vínculo del judío con el dinero y las características gráficas son muy parecidas al estilo de los diarios nazis. No hay ninguna sutileza en la misma.

Llegar a comparar este tipo de viñetas con la prensa antijudía de los nazis, ¿no es llegar demasiado al extremo?

Para nada. Si se analizan las caricaturas de la prensa nazi de la década de los 30 son iguales.

¿Cree que se pierde «la seriedad» de un periódico al publicar estas viñetas?

Me parece increíble que este tipo de caricatura aparezca en un diario que parece serio. Si lo hubiera visto en un diario neonazi no me hubiera sorprendido pero en El País sí.

En estos casos, ¿hasta dónde ve el límite de la libertad de expresión?

Esto lo debería decidir cualquier sociedad. En España se publican cosas que en otros países europeos están considerados al margen de la ley. En nuestro país se debería tener un debate muy serio sobre estos límites.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído