Zarzalejos: «Con Losantos y el 11-M hice lo que tenía que hacer y los hechos me han dado la razón»

Zarzalejos: "Con Losantos y el 11-M hice lo que tenía que hacer y los hechos me han dado la razón"

(PD).- Esta semana se produce un hecho fundamental en la comunicación en España: Losantos deja la COPE. Un periodista polémico que ha creado una legión de adeptos, pero también un buen número de ‘enemigos’. Entre los segundos, José Antonio Zarzalejos, ex director del diario ABC. Hoy dedicado en cuerpo y alma a la consultoría de comunicación, el director general de Llorente & Cuenca saca pecho porque cree que los hechos aclaran que él tenía razón: «Si los obispos no hubiesen tenido un problema, ¿por qué prescindir de Losantos con la audiencia que da?»

¿Cómo ve la radio en España?

Yo creo que la radio está aguantando mejor la crisis que los periódicos y la televisión. La veo bastante viva y con bastante movilidad. Ahora van a surgir incógnitas. Además, está la fase de despegue de algunas, que está tardando mucho…

¿Habla de la COPE?

La COPE va a tener que superar del hándicap de haber tenido ahí a Federico Jiménez Losantos y éste va a tener que superar el hándicap de no tener el número de postes y la extensión territorial de la COPE. Los dos lo tienen difícil, lo tienen muy complicado, complicadísimo.

Y Carlos Herrera y Onda Cero serán los grandes beneficiarios…

Si se produce una fragmentación de la actual audiencia de la COPE puede haber un tercero que sea el que gane. Carlos Herrera hace muy buena radio, es un hombre que, siendo crítico, tiene un sistema de límites que permite que su radio sea escuchada por mucha gente. Por lo tanto, sí, puede ser un beneficiario.

¿Usted cree que, en esa fragmentación, la gente se quedará más con la COPE o seguirán a Losantos?

Tenga también cuenta una cosa, vamos a ser racionales: ¿al público le importan las personas o le importan las marcas? Yo soy de los que creo que las personas, todas, somos sustituibles. Lo que permanece normalmente son las cabeceras. También es verdad que hay un componente muy personalizado, y en la radio más que en otros medios.

Los que se van de COPE hablan de que la empresa tiene riesgo de hundirse…

No estoy seguro. Es que no conozco el balance ni sé cómo tiene su estructura de ingresos publicitarios. Pero la COPE ha superado incluso la muerte de Antonio Herrero y la de Encarna Sánchez. Y por ahí han pasado grandes hombres de la comunicación en España, como Luis del Olmo,… Y ahí sigue la COPE, unas veces mejor y otras peor.

En su época en ABC el periódico publicó el famoso editorial “Los obispos tienen un problema”. ¿Se acaba ya esta semana “el problema”?

Que los obispos tenían un problema es evidente porque, si no lo hubiesen tenido, no hubiesen prescindido de Losantos. ¿Qué motivo tenían para prescindir de él si les daba la audiencia que les daba? Yo creo que el problema no era cuantitativo, yo creo que el problema era de otra naturaleza. Pero no hay que olvidar que los obispos pertenecen a una Iglesia que ha durado dos mil años. Ellos saben gestionar muy bien las crisis.

¿Para usted es una satisfacción después de lo que le llovió por ese editorial?

No, no, no. En ese editorial, en la postura que mantuve en el 11-M, … yo me quise regir siempre por criterios de rigor y de veracidad. En su momento estuve tranquilo, después seguí tranquilo y ahora estoy tranquilo. Hice en aquel momento lo que tenía que hacer. Los hechos, si las cosas se hacen bien, dan la razón. Ahora, ¿eso me produce una satisfacción? No. No me sorprende las cosas que están ocurriendo. Lo que ha ocurrido en la COPE no me ha causado ninguna sorpresa porque tenía que suceder. Otra cosa es que les haya causado sorpresa a otras personas que no supieron verlo.

Su pugna con Losantos tiene unas claves claras. Pero, ¿qué le ocurre con Carlos Dávila? Cada vez que habla de usted echa pestes…

No sé por qué habla de mí… Yo ni siquiera le leo a él ni veo la revista Época. La verdad es que tampoco me interesa mucho lo que piense de mí Carlos Dávila. No es un tema que me preocupe.

«CON ESTE MODELO DE NEGOCIO LOS PERIÓDICOS NO SON VIABLES»

Acaban de salir los datos de OJD. ¿Cuál es su valoración sobre la audiencia que tienen los periódicos?

Los datos de audiencia están prácticamente estancados, con una tendencia a la baja. Se corresponde también con los datos de difusión. Eso conforma una situación que, unida a la crisis publicitaria, es muy preocupante. Estamos ya en un camino sin retorno en la búsqueda de un modelo de negocio nuevo para los periódicos ya que con los actuales modelos de negocio no son viables.

Están ahora los directivos de La Razón y ABC enzarzados por las promociones que unos y otros hacen a sus lectores…

Yo creo que, en general, en las promociones han incurrido todos los periódicos, unos con más énfasis que otros. Ahora bien, cuando la promoción se convierte en imprescindible para los domingos hacer la media de difusión de toda la semana, y se trata de unas promociones muy caras y que inciden fundamentalmente en la cuenta de resultados, se crea un problema muy serio de futuro.

¿Tiene usted idea del por qué del ataque tan duro de Francisco Marhuenda, director de La Razón, al ABC?

No. No tengo las claves porque, entre otras muchas cosas, en este momento no tengo un conocimiento profundo de ese tipo de cuestiones. Soy un lector, pero estoy totalmente al margen.

¿Cuál es su periódico ahora de cabecera?

Yo no tengo periódico de cabecera. Soy consultor de comunicación y todos los periódicos son ahora de cabecera. No puedo dejar de leer ninguno, ni de Madrid, ni de Barcelona, ni internacionales, ni, por supuesto, los digitales.

«NO HAY SOPORTES SUPERIORES A OTROS»

¿Qué le aportan extra los digitales?

Creo que la Red tiene una aportación de información muy importante, fundamental. Además, en una consultora de comunicación Internet es un elemento absolutamente decisivo para la reputación de las empresas, para la creación de hábitos sociales y movimientos públicos, para la imagen de las compañías y entidades,… Muchas de esas cosas se están cociendo en Internet, con carácter previo de que lo hagan en los medios convencionales.

¿No es usted, entonces, de los que piensa que en Internet se da información de peor calidad que en los medios tradicionales?

Yo no generalizaría. En Internet, como en los medios convencionales, hay buenos y malos profesionales, buenos y malos periódicos. En este momento yo creo que se han acabado los criterios de superioridad de unos medios sobre otros. Lo que pasa es que la Red es más que información, es un concepto global de comunicación interactiva y, por lo tanto, no podemos reducir Internet a una fuente de información, sino a una cuestión bastante general y total de conocimiento.

Cómo ex director de ABC, ¿cómo ve el periódico ahora? ¿En qué ha cambiado desde la llegada de Ángel Expósito?

Si yo me pronunciase en este momento sobre lo que creo que ha cambiado, carecería de valor porque se tomaría como una respuesta interesada. Prefiero abstenerme. Para mí, respecto al ABC, lo más importante es mi vinculación personal, sentimental, de amistad y de afecto hacia una parte muy importante de la redacción, que me consta que ha sufrido mucho, que está sufriendo mucho. Eso es lo que más me importa a mí de ABC. Si algo lamento es que hayan salido muchos y muy buenos profesionales. Por fortuna, quedan muchos dentro que son de primera línea.

«HAY QUE PLANTEARSE LA SUPRESIÓN DE LAS TELEVISIONES AUTONÓMICAS»

¿Qué le parece la supresión de publicidad en TVE?

Es una decisión que el Gobierno tendría que explicar muchísimo mejor. El modelo de TVE estaba funcionando bien, era relativamente reciente y esa reducción total de la publicidad ha sido sobrevenida y precipitada. Yo creo que se va a plantear un problema muy serio en TVE, porque hizo un ERE con la previsión de tener un Departamento Comercial importante que tenía que recaudar una cantidad importante de millones. ¿Me pregunto qué pasará con ese departamento después de haber hecho el ERE?

¿Pero hay detrás alguna intencionalidad política?

Yo creo que cuando un Gobierno toma esas decisiones son decisiones que tienen elementos políticos.

¿Qué le parece la proliferación de televisiones autonómicas públicas, todas ellas con un inmenso agujero de deudas?

Las televisiones autonómicas, todas, son un auténtico despilfarro. En época de crisis eso es una carga pesadísima sobre los erarios de las Comunidades Autónomas. Hay que replantearse todo ese gasto, y que recae sobre las espaldas de los ciudadanos. Yo me pregunto que para qué una televisión autonómica.

¿Apuesta por cerrarlas?

En la medida en que sólo sirven como instrumento de poder de los diferente Gobiernos autonómicos, habría que plantearse muy seriamente su supresión.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído