Los medios de comunicación protestan porque hay demasiado «off the record» entre los políticos de EEUU

Las principales organizaciones de medios de Estados Unidos han enviado una carta a 600 secretarios de prensa de la Administración, entre ellos el de la Casa Blanca, protestando por el creciente uso del ‘off the record’ en actos públicos.

Este término sirve para describir en el argot periodístico aquellas declaraciones que no se pueden publicar ni atribuir a la persona que las realiza.

Los firmantes de la carta señalan que su objetivo es hacer frente a una «fuente común de fricción» entre los medios y los políticos a los que cubren y que en los últimos años utilizan cada vez más el ‘off the record’, incluso en reuniones públicas.

La práctica es atribuida, sobre todo, a miembros del Congreso y empleados del gobierno federal que suelen ofrecer valiosa información sobre negociaciones en curso, en eventos como conferencias, pero prohíben a los periodistas utilizar los datos o insisten en que no se les cite por nombre en sus artículos.

Los autores de la misiva dicen que los reporteros acceden a menudo a información confidencial en diálogos privados y de forma selectiva, pero se quejan de que «desafortunadamente» la práctica ha aumentado hasta el punto de que los funcionarios públicos no ven problema en decir a grandes audiencias que sus discursos son ‘off the record’.

La carta menciona un caso «reciente» en el que dos altos cargos del Congreso dijeron ante una audiencia de 300 personas que sus declaraciones eran confidenciales.

Los autores dicen que los miembros del Gobierno del presidente de EEUU., Barack Obama, también han recurrido a la táctica en algunas reuniones públicas.

La práctica, según la carta, perjudica a la prensa y al público en general a favor de otras audiencias que no tienen que respetar esa norma.

Eso permite que a veces personas que no son periodistas utilicen la información de esos eventos en ‘blogs’ o listas de correos electrónicos para ofrecer pistas sobre la dirección de ciertas negociaciones políticas.

«Pese a esa desigualdad, muchos periodistas en esa situación han respetado el ‘off the record'», dice la carta.

Los firmantes piden a los congresistas, a sus empleados y a los representantes de las agencias federales que empiecen a tratar los comentarios en actos con grandes audiencias como «on the record», es decir publicables y atribuibles a la persona que los realiza.

Entre los firmantes de la carta están el diario ‘The New York Times’, la Asociación Estadounidense de Editores de Noticias, la Asociación de Periódicos de EE.UU. y la Asociación de Directores de Radio-Televisión, entre otras.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído