EL PESCADILLA SE MUERDE LA COLETA

Pablo Iglesias quiere irse a vivir a la Venezuela chavista

Corre por las redes sociales el malvado y divertido rumor de que Pablo Iglesias, a la vista de cómo se le está poniendo el panorama judicial a Podemos y tras escuchar que Pedro Sánchez anda sopesando ya echarlo del Gobierno, anda desesperado buscando acomodo.

Hay quien comenta que Iglesias y su consorte Irene Montero no descartan poner en alquiler el chalet de Galapagar, porque a Vallecas y al piso de protección oficial no quieren volver ni locos. La renta les ayudaría  a pagar la hipoteca.

Y que el líder de Podemos, a tenor de la admiración que le producen los ‘logros’ de Nicolás Maduro y sus sicarios,  parece estar sopesando la posibilidad de trasladarse definitivamente a Caracas.

LOS PERIODISTAS Y EL ORIGEN DEL MAL

Un juez de Madrid ha imputado a Podemos y parte de su dirección por las irregularidades económicas denunciadas por un exabogado de la formación.

Otro juez en la Audiencia Nacional investiga las causas y circunstancias que llevaron a Pablo Iglesias a quedarse con la tarjeta del móvil que contenía intimidades de una exasesora y exalumna, Dina Bousselham, ahora directora del digital de Podemos. Todavía persisten dudas sobre la adquisición del chalet de Iglesias y su pareja ministra.

Una tía del líder de Podemos habría cobrado una suculenta comisión en la operación de compra de la nueve sede del partido. Aún colean los pagos bolivarianos a fundaciones podemitas y la participación iraní en las aventuras catódicas del macho alfa de la izquierda.

Podemos no es un partido, sino un pozo de heces, la más depurada expresión de las cloacas. Las del Estado ni le llegan a la suela de los zapatos en número de ratas y cantidad de detrito.

¿Cómo un partido auspiciado e impulsado por regímenes como los de Venezuela e Irán ha llegado al Gobierno de España? La complicidad del PSOE no es una explicación suficiente.

Hay muchos más responsables, como subraya Pablo Planas en Libertad Digital:

Los medios privados que dieron cobijo a Iglesias cuando el tipo iba diciendo por ahí cosas como: «Si hablara de ETA, diría que el terrorismo ha producido un enorme dolor en nuestro país, pero también diría que tiene explicaciones políticas».

Los mismos medios, algunos supuestamente liberales y otros muy conservadores, que le reían las gracias contra la Policía mientras hacían cálculos sobre cuántos votos podía quitar Podemos al PSOE.

Obviamente se pasaron de frenada y en vez de parir un ratón alumbraron uno de los personajes más siniestros de la historia política reciente, a la altura de algunos dirigentes proetarras y por encima incluso de los líderes golpistas catalanes.

LA BANDA CHAVISTA

Las lágrimas de Pablo IglesiasMonedero y Errejón por la muerte del dictador Hugo Chávez eran, en realidad, lágrimas de agradecimiento por su generosa contribución a su causa política en España.

Los tres líderes de Podemos habían cobrado sustanciosas sumas del régimen corrupto de Chávez: Pablo Iglesias a través del paraíso fiscal de Granadinas; Íñigo Errejón a través de la Fundación CEPS y Juan Carlos Monedero como asesor personal de Hugo Chávez en el Palacio de Miraflores.

NOTA.- Todavía no hay noticias de que Monedero haya devuelto al hambriento pueblo de Venezuela los millones que los verdugos chavistas le dieron por una trabajo que nunca hizo y que le sirivieron para poner en marcha Podemos en España.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído