LOS TENTACULOS DEL GRUPO PLANETA

‘Atresmedia’ es la mejor película de timadores, estafadores y tramposos que tenemos en cartel

'Atresmedia' es la mejor película de timadores, estafadores y tramposos que tenemos en cartel
El Grupo Planeta y sus tentáculos mediáticos. PD

¿Qué tienen que ver, entre sí, Francisco Marhuenda y El gran Wyoming?, ¿y el periódico La Razón y el canal de televisión LaSexta?, ¿e Iñaki López, con la linea editorial de Antena 3?

Pues que todos ellos forman parte de la misma empresa de comunicación, Atresmedia, propiedad del Grupo Planeta, en una situación que podríamos calificar, y resumir, a través del refranero español con la expresión de “encender una vela a Dios y otra al diablo”, quizás sometiendo la línea editorial de cada medio, más al espectáculo, que al interés informativo o, más gravemente, a intereses de parte.

Y todo por la pasta. No se confundan, aquí no hay sólo ideología o simple sectarismo; la clave es que todos, -desde Silvio González a Javier Bardají, pasando por Mauricio Casals a José Creuheras e incluyendo naturalmente a Antonio García Ferreras y Francisco Marhuenda– se lo están llevando crudo.

¿Quién es el dueño de “LaSexta”? Atresmedia corporación

¿Quién es el dueño de Atresmedia y por tanto de Antena 3?  Planeta-D’Agostini.

¿Quién es el dueño de “La Razón”? Planeta-D’Agostini.

¿Quién es el dueño de “Onda Cero”? Planeta-D’Agostini.

Es decir, ¿quién financia los noticieros progres y los debates manipulados de LaSexta y el conservadurismo integrista y timorato de “La Razón”, dirigida por Paco Marhuenda? Los mismos.

¿Significa esto que el magnate inmobiliario Gran Wyoming, el chavista Jordi Évole, amigo del etarra Otegi, o la independentista catalana sobrevenida Julia Otero no tengan libertad para hacer lo que quieren? No.

¿Significa, sin embargo, que los mismos se lucran diversificando sus productos para atraer a públicos diversos–desde los acólitos del progresismo hasta los adalides del conservadurismo? Sí, sí y sí.

Y el sarcasmo es que el día que no sale Ferreras proclamando con toda la caradura que hace ‘periodismo para informar’, lo perpetra Évole clamando contra los que sólo piensan en ganar dinero o Wyoming promoviendo las okupaciones de pisos.

Fútil ejercicio de hipocresía periodística. Los mismos que publican ‘La Razón‘, medio melindroso y meapilas sin tapujos,  son los que te ofrecen una plataforma mediática y recursos económicos para convertir a Évole en un darling del prime time progre. Los mismos que no dudarán en favorecer la perspectiva exactamente contraria si incrementa sus beneficios.

La diversificación mediática al servicio de “la pela”. El embuste vicioso de unos medios de comunicación que manipulan por el hecho mismo de pertenecer a un entramado corporativo que no está diseñado para informar ni para expresar verdades sino para lobotomizarnos dentro un espectáculo multimedia donde el hecho se disfraza de lo que sea con el fin de producir antagonismos que no son más que retóricas vacías.

Gran metáfora: la corporación que lo controla casi todo se llama “Planeta”. Como sus espectadores, lectores y radioyentes cada vez sabemos menos del mundo en que vivimos.

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído