EDITORIAL DE 'EL QUILOMBO' DE 27 DE JUNIO DE 2019

El Quilombo: «El presentador de TVE estaba muerto de miedo con Otegi, tenía pánico de acabar como Sergio Martín»

"Esto no se hace para blanquear a Bildu. Porque al partido de los asesinos ya lo blanqueó el Constitucional"

Infame entrevistado, infame entrevistador… Eso no fue una entrevista sino una jugada política canallesca del PSOE para conseguir la investidura de Pedro Sánchez. Porque la entrevista hay que enmarcarla en su contexto: Zapatero, el traidor de las Actas de la ETA,  viendo con buenos ojos los indultos a los golpistas catalanes, Dolores Delgado blanqueando a Bildu como partido ‘constitucional’, el PSN diciendo que ‘ya está bien de vivir de las rentas de ETA…’

Hay que entrar en una nueva etapa política, Sánchez quiere acabar lo que Zapatero no pudo rematar por la crisis: la normalidad del terror, la rutina de ETA en las instituciones, la paz, la convivencia, el caminar por encima de 900 cadáveres como zombis, lobotomizados por una ley de memoria histórica y manada de jueces complacientes que legalizaron a Bildu y a Sortu hace 8 años por su «inequívoco rechazo a la violencia como medio de acción, incluida la de ETA».

Ayer pudimos ver lo arrepentidos que están en Bildu de la los asesinatos de ETA, una pena enorme que se resume en una frase: «Lo siento de corazón si hemos generado más dolor a las víctimas del necesario o del que teníamos derecho a hacer». No sólo no lo condenan sino que encima tenemos que agradecer que no nos hayan matado. Ya nadie recuerda que les legalizaron porque Zapatero era la condición que le había impuesto el PNV para aprobarle los presupuestos y no ir a elecciones.

Me parece genial que nos pongamos dignos. Para eso está Twitter. Para ponerse dignos y estupendos. Pero conviene recordar que con la TVE de Rajoy, el que liberó a Bolinaga y dejó a cientos de etarras en la calle en menos de 24 horas porque se lo ordenó Estrasburgo, la spelículas de Iñaki Arteta de pasaban de madrugada y en la dos. ¿Cuántas películas de Arteta vieron los que ayer se aporreaban el pecho con Otegi?

Ayer tocaba ponerse digno, rasgarse la vestiduras y clamar al cielo porque un exsecuestrador de ETA era entrevistado por una televisión pública. Seamos justos: la mayoría de los que pidieron apagar TVE ni saben los nombres de las víctimas de Otegi, de aquellos a los que metía en un zulo y con los que jugaba a la ruleta rusa, como Luis Abaitua Palacios, director de la planta de Michelín en Vitoria.

Abaitua sobrevivió pero no pudo soportar el dolor. Se fue a vivir a Brasil y con su familia. Sus hijos dicen que era un muerto en vida. Otegi secuestró a  Javier Rupérez. Rupérez también sobrevivió. La que no pudo superarlo fue su mujer, que murió de un cáncer provocado por el dolor que tuvo que aguantar mientras tenían secuestrado a su marido. Rupérez siempre dijo que la muerte de su primera mujer fue lo más doloroso que le pasó en la vida. También intentó secuestrar a Gabriel Cisneros, padre de la Constitución. Esos nombres brillaron por su ausencia ayer en la entrevista. Nadie los mencionó. Como si no existieran. “Marc Sala estaba muerto de miedo, tenía pánico de acabar como Sergio Martín”

Y Otegi lo aprovechó para presentarse como una víctima del Estado español. Y nadie se lo refutó. Esa es la vergüenza. Esto no se hace para blanquear a Bildu. Porque al partido de los asesinos ya lo blanqueó el Constitucional en contra del criterio del Supremo, no lo olvidemos. Aquí estamos ante una operación política de mayor calado con Otegi como tonto útil. “No al bloqueo, no al cheque al blanco”. ¡Los amigos de la ETA están de rebajas! Esta entrevista se hizo para que Sánchez le dijera a Albert Rivera: “¿Ves lo que me obligas hacer si no me apoyas en la investidura?”.   ¿Ves Albert que tu ensimismamiento (El País) me lleva a negociar con esta lacra? ¿Ves Albert que todo es culpa tuya?…”

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los Videos más vistos

Lo más leído