CRISTINA LÓPEZ SCHLICHTING DESTAPA EL CHANCHULLO QUE TIENE MARCELA TOPOR EN LA TELEVISIÓN DE ESA INSTITUCIÓN

La entrega de la Diputación de Barcelona al PSC tenía truco: escondía un sueldazo muy jugoso, el de la mujer de Puigdemont

La mujer de 'Cocomocho' se embolsa 6.000 euros al mes por un curso televisivo de inglés

La entrega de la Diputación de Barcelona al PSC tenía truco: escondía un sueldazo muy jugoso, el de la mujer de Puigdemont

Ya lo dice el clásico, que en esta vida prácticamente no hay nada gratis salvo los buenos días o las buenas noches.

Cristina López Schlichting, en su tribuna de La Razón de este 13 de julio de 2019, cuenta con todo lujo de detalles lo que hubo detrás del regalo de los de Carles Puigdemont a los socialistas catalanes otorgándoles la presidencia de la Diputación de Barcelona:

El partido de Puigdemont se ha vendido al PSC y ha puesto la Diputación de Barcelona en manos del socialismo de Nuria Marín, arrinconando a ERC. El pacto se pergeñó en Waterloo, con butifarras y cava que llevó Artur Mas al casoplón. Y a Torra le mandaron pedorretas, que es un mandao que no pinta nada.

Por un lado, el expresidente Artur Mas anda como loco por volver a la política activa y necesita de gestos explícitos:

Es sabido que Mas quiere volver a la política activa y que siempre estuvo en contra de la declaración de independencia a las bravas. Así que ahora le conviene arrimarse al PSOE y templar gaitas.

Sin embargo, lo mollar del acuerdo radica en lo que dejaría de ganar la mujer de Puigdemont en el caso de que la Diputación estuviese en otras manos:

Pero lo bonito, lo bonito de la noticia no radica en la animadversión de Puigdemont a ERC y Oriol Junqueras –la natural envidia del cobarde al valiente– sino en una de las inevitables consecuencias del pacto. A saber, la prórroga del contrato de la mujer de Puigdemont, Marcela Topor, en la tele de la Diputación. La cosa no es baladí, porque doña Marcela cobra 6000 euros al mes por dar un curso de inglés, cosa muy lógica, porque es rumana y se formó en la prestigiosa universidad Alexandru Ioan Cuza.

Y remacha:

Bastante tiene el líder con buscar la pasta para sostener palacio, coches, escoltas e impedimenta, como para pensar en mantener a su mujer y las niñas. Apañada Marcela, puede su marido centrarse en lo principal, que es burlar a la justicia de España. Que lo haga con estrecheces tampoco es novedad acuciante, porque ha ejercido siempre como periodista –sin tener estudios– y los del gremio nunca andamos sobrados de pasta.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído