ARTÍCULO EN EL MUNDO

Raúl del Pozo usa a Iván Redondo para que transmita un recado a su asesorado Sánchez: «Esperemos que no nos lleve a tomar por el saco»

"Dicen que tiene abducido a Pedro Sánchez, que habla con él como Calígula con su caballo; según la narración de los medios, quita y pone tertulianos, dio el pistoletazo para la moción de censura y decidirá o no la repetición de los comicios"

Raúl del Pozo usa a Iván Redondo para que transmita un recado a su asesorado Sánchez: "Esperemos que no nos lleve a tomar por el saco"
Raúl del Pozo ensalzando a Iván Redondo para acabar endilgándole un recadito a su jefe y asesorado.

Raúl del Pozo no da puntada sin hilo y dentro de un artículo muy elogioso con Iván Redondo, el asesor de Pedro Sánchez, este 17 de julio de 2019 en El Mundo, le acaba lanzando un mensaje envenenado sobre la poca fiabilidad que le transmite Pedro Sánchez:

Decíamos ayer que Iván Redondo practica el arte de lo que no se ve y hoy volvemos al mago para aclarar lo oscuro e intentar explicar ese mito teogónico, ese cuento. Le llamaban consultor, asesor de imagen; antes les decíamos relaciones públicas, pero con el tiempo, Iván se fue para arriba y ahora se dedica a vender presidentes, de momento en funciones.

Según sus adversarios del aparato ha logrado que el relato sustituya al programa. Iván ya no es un influencer sino una leyenda, parecida a sor Patrocinio, conocida como la Monja de las llagas o la del padre Claret que le comieron el coco a la reina Castiza. Dicen que tiene abducido a Pedro Sánchez, que habla con él como Calígula con su caballo; según la narración de los medios, quita y pone tertulianos, dio el pistoletazo para la moción de censura y decidirá o no la repetición de los comicios.

Comenta de dónde le viene el apodo de Rasputín:

Le llaman Rasputín. El mote se lo pusieron en Extremadura, donde nacían los dioses, según Rafael García Serrano, y yo no veo acertado el alias, porque ni lleva barbas de monje loco, ni es cazalloso, ni cura con los ojos, pero insisten en el remoquete. «La estrategia sin proyecto –tuitea Juan Carlos Monedero– de Iván Redondo es que Pedro Sánchez siga como la zarina seguía a Rasputín». El ministro de Cultura de ZP,César Antonio Molina, declara: «El tal Iván gobierna hoy la Moncloa como un Rasputín de nuestros días». Rasputín mismo también fue víctima de noticias falsas, como el asesor del Presidente y jefe de su campaña. Del monje dijeron que su pene, conservado en formol, es en realidad el de un caballo.

Señala el articulista de El Mundo que:

Iván, excepto en el nombre –Juan en ruso– no tiene empaque eslavo, ni se parece en nada a aquel endemoniado intrigante siberiano, percherón de la corte que fue asesinado después de varios intentos de descabello en el palacio y luego arrojado al río Nevá. Iván es más un hombre de ideas que de ideologías, de estrategia más que de táctica; para él primero es la política y luego la comunicación. Piensa que no es lo mismo practicar el ajedrez que las damas y que hacer la política es el esfuerzo de síntesis, de sencillez y de claridad; ante un conflicto corto o largo siempre pensar a largo.

Concluye Del Pozo con un elogio al asesor y un recado hacia Sánchez:

Es un tipo humilde y cree que los méritos que le achacan son excesivos. Hace un año me dijo: «Soy un simple asesor. Nuestra misión es convertir la imagen en conocimiento. Nosotros damos pautas a los pilotos, pero no somos los que corremos». Esperemos que su piloto no nos lleve a tomar por el saco.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído