EL DE ERC ESTÁ PIDIENDO A GRITOS UN RECONSTITUYENTE PARA LA MEMORIA

El desmemoriado Gabriel Rufián pierde el ‘currículum’ por Irene Montero y se traga con patatas fritas su odio a los licenciados

Para el político de las esposas y de la impresora, sólo son válidas las titulaciones de los podemitas

El desmemoriado Gabriel Rufián pierde el 'currículum' por Irene Montero y se traga con patatas fritas su odio a los licenciados
Gabriel Rufían e Irene Montero.

Hay que reconocerle a Gabriel Rufián el ‘mérito’ de ser un político que, de no existir, habría que inventarlo, al menos para echarse unas risas.

El diputado de ERC, ese que a finales de 2015 o principios de 2016 dijo taxativamente que sólo se quedaría 18 meses en el Congreso de los Diputados y ya va para cuatro años sacando toda la mantecsa posible al erario público, acaba de quedar retratado con otra de sus contradicciones.

Rufián, en el año 2015, mostraba su alergia a las titulaciones y a la gente que esgrimía una vasta formación académica. Para él, sólo era válida aquella persona que, sin tener ‘escuela’ había conseguido un prestigio en la vida:

Sin embargo, qué curioso que cuando se trata de políticos cercanos a su orbita y a sus deseos, de repente, sí que tiene validez la formación académica. Como muestra, un botón. Así habló de Irene Montero, sí, el mismo que repudiaba a los licenciados. De traca:

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído