NO SE PLIEGA A LAS TROLAS DE ANA PARDO DE VER, ROURES Y BAYO

Lectores de elDiario.es reprochan a Escolar que no se haga eco de las mentiras conspiranoicas de ‘Público Today’ y se dan de baja

“Los documentos no permiten acreditar que el cerebro de la masacre de Las Ramblas fue confidente del CNI hasta el día del atentado"

Lectores de elDiario.es reprochan a Escolar que no se haga eco de las mentiras conspiranoicas de 'Público Today' y se dan de baja

Uno de los grandes debates de un medio de comunicación es cuando existen diferencias entre la información real acreditada y la información que tus lectores quieren recibir.

José Antonio Zarzalejos comentó su frustración en ‘ABC’ al encontrarse con que muchos lectores de su periódico querían que noticias que apuntaran hacia ETA sobre la autoría de los atentados del 11-M, cuando los indicios que ‘ABC’ iba acreditando apuntaban al terrorismo yihadista, Ignacio Escolar se ha encontrado ahora con una situación similar: muchos de sus lectores querían que ElDiario.es se sumara a la campaña de Público.es para vincular al Estado español con la masacre de Las Ramblas.

En realidad Público.es no ha aportado grandes pruebas hasta la fecha, pero ha dicho lo que un sector muy claro – el independentismo más radical – quería escuchar.

Y ahí han estado todos encabezados por, claro, TV3, con la flor y nata de sus programas, ‘Els Matins’, ‘Tot es Mou’ y ‘Mes 324’, así como las productoras El Terrat, a través de ‘Preguntes Frequents’ también en TV3 y Minoría Absoluta, a través de ‘Todo es Mentira’ en Mediaset, para, todos en pandilla, airear al máximo el tema deslizar la idea de que el Estado español, a través del CNI ‘permitió’ el atentado de Las Ramblas, cuando no directamente estuvo detrás de él.

Pero Ignacio Escolar, fundador de Público y hoy director de ElDiario.es, ha querido desvincularse completamente de lo publicado por su compañero Carlos Enrique Bayo y su ex jefe Jaume Roures al asegurar en un artículo publicado la escasa credibilidad que le supone lo publicado hasta la fecha por sus compañeros. —Por qué no difundimos los artículos de público.es sobre el CNI y los terroristas de La Rambla–:

Los documentos que hasta ahora ha difundido Público.es no permiten acreditar que «el cerebro de la masacre de Las Ramblas fue confidente del CNI hasta el día del atentado», ni que «el CNI escuchaba los móviles de los asesinos de Las Ramblas cinco días antes de la matanza», ni tampoco que «el CNI borró la ficha de confidente de su base de datos», como se ha asegurado en ese medio.(…) sin conocer la fuente, no tienen nada que nos permita acreditar su autenticidad.

“LOS DOCUMENTOS NO DICEN LO QUE PÚBLICO AFIRMA EN SUS TITULARES”

Ignacio Escolar recuerda que el hecho de que el CNI contactara con el imán de Ripoll “No es algo novedoso”.

El CNI admitió contactos con Es Satty cuando estuvo en prisión (…) cuando cumplía condena por tráfico de drogas en Castellón; es habitual que el CNI busque información en alguien que tiene relación con islamistas y que está encarcelado. (…) Tampoco es inusual que algunos de los autores de un atentado estén o hayan sido investigados por las fuerzas de seguridad o los servicios secretos. (…) Más allá de estos documentos parciales, cuya autenticidad es difícil de verificar y que no dicen lo que se afirma en los titulares, el resto de los supuestos hechos que relata público.es en esta investigación se fía exclusivamente a fuentes anónimas cuya fiabilidad tampoco podemos contrastar ni comprobar”.

LECCIÓN DE COHERENCIA DE ESCOLAR

El artículo de Escolar es la respuesta a los lectores izquierdistas, antisistema o independentistas de ElDiario.es que se han dado de baja por la negativa de Escolar a acompañar a Público.es en su campaña para vincular al Estado con el atentado de las Ramblas y que le han acusado de volverse ‘de derechas’ o de estar comprado por el Estado (basura argumental clásica, sólo le faltaba nuestro elogio en este sentido).

Escolar puede haber perdido lectores, pero ha ganado credibilidad por su coherencia, la que acaban de perder todos los que – como Pilar Rahola – tanto criticaron las teorías conspiranoicas de ‘insinuar’ y ‘cuestionar’, cuando se trataba de los Mossos en 2017 o del 11-M, pero que, cuando la conspiración es echar mierda contra Estado Español para gloria del independentismo, cambian de criterio y, entonces, están encantados con las conspiranoyas. Escolar criticó en su día todas las teorías cospinaronoicas y ElDiario.es estuvo a salvo de bulos, cosa que no pueden decir otros medios como OkDiario o Público.es (en el historial de este último están aquellos Telegram falsos que le colaron a Bayo atribuidos al asesino de Las Ramblas con la misma intencionalidad que su campaña actual y que resultaron ser un fiasco). Escolar demostró saber juzgar mejor el tema de las fuentes.

Escolar concluye su artículo:

“Con lo que por ahora tenemos sobre la mesa, no creo que se pueda decir que «el CNI pudo haber evitado el atentado de Las Ramblas» o insinuar que «los fondos reservados» del servicio secreto «pudieran haber financiado» el atentado, como ha llegado a afirmar el periodista de Público.es que firma la noticia [Carlos Enrique Bayo]. O sugerir que la masacre de La Rambla fue un atentado planeado, tolerado o incluso pagado por el CNI para acabar con el referéndum catalán del 1-O, como están haciendo otros medios independentistas a raíz de esta serie de artículos de Público.es”.

“Afirmar o sugerir algo tan grave con pruebas por ahora tan endebles me parece tan irresponsable como la teoría de la conspiración del diario El Mundo sobre los atentados del 11-M de Madrid”.

Ana Pardo de Vera no parecía muy cómoda en TV3 la semana pasada cuando le tocó dar la cara por el periódico que, en teoría, ella dirige. Se apresuró a calificar de ‘disparate’ la vinculación del Estado español en el atentado que su propio digital está insinuando (y que TV3 está aireando en toda su parrilla), usando la misma estrategia que los conspiranoicos del 11-M usaron. La del “nosotros no hemos dicho estrictamente eso en ningún momento, sólo deslizamos e insinuamos”.

El mismo domingo de la nota de Escolar, Pardo se sacaba a ella misma en portada y publicaba un amplísimo artículo de auto-defensa en el que, junto a un victimismo algo pesado – estilo pedrojotiano, pero sin sus referencias históricas – defendía la independencia de Público frente al resto de medios vendidos y venía a decir ahora que lo que Bayo quería decir es que el CNI pudo ser engañado por los terroristas para, de paso, publicitar nuevos documentales cloaqueror.

Si Mediapro gusta, podría hacer uno sobre ‘las cloacas mediáticas del independentismo’, donde seguro que Bayo y Patricia López tenían accesos a buenas fuentes.

La realidad es que por voluntad propia o por decisión de sus editores, Ana Pardo de Vera ha cruzado en este tema una línea roja que Ignacio Escolar ha preferido no cruzar. Que cada uno asuma sus decisiones.

Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído