Salvador Sostres se marca una entrevista que es poco menos que un masaje tailandés

Antonio García Ferreras no solo es ‘inexacto’ sino también más cursi que un repollo con lazo

El progre presentador de laSexta suelta que el disfruta con el ajoblanco de El Bulli y el entrevistador no le replica con el dato definitivo, que un menú de trapillo cuesta 200 euros.

Antonio García Ferreras no solo es 'inexacto' sino también más cursi que un repollo con lazo
Salvador Sostres se pone de alfombrilla con Antonio García Ferreras.

La entrevista es de hace una semana, del 21 de julio de 2019, y tiene su miga que un analista de colmillo retorcido como es Salvador Sostres se deslice con tanta facilidad por la cuesta del masaje dulzón.

El periodista de ABC mantiene una charla con Antonio García Ferreras, en la que el presentador de ‘Al Rojo Vivo’ (laSexta) deja alguna ‘inexactitud’ y varias frases para la historía de la pastelería.

La más llamativa ‘inexactitud’, ya repetida es: «Y yo vengo de una familia de mineros y sé lo que es realmente duro».

La verdad es que ser hijo de un ingeniero técnico de Minas en la España de los años 60, no era lo mismo que ser hijo de un minero de los de las canciones de Víctor Manuel, aunque en ambos casos se lidie con el carbón.

Salvando las distancias, aunque un poco menos descarado, García Ferreras hace el tema del ‘origen familiar minero’, el mismo juego que efectuó su mujer Ana Pastor, durante la tensa entrevista a Marine le Pen en La Sexta.

En aquella ocasión, en 2014, después de que la periodista echara en cara a la política francesa lo que entendía como falta de solidaridad con los inmigrantes, la feroz Marine le preguntó a bocajarro si ella había acogido en su casa a algún inmigrante, a lo que Pastor, impertérrita, contestó que sí. Si dentro del concepto ‘acogida‘ incluimos tener una empleada doméstica inmigrante, Ana Pastor decía la verdad.

En lo de los pasteles, comienza a servirlos el propio Sostres, con una pregunta que parece sacada del guión de ‘Love Story‘:

El amor, incluso con una esposa tan hermosa e inteligente, ¿no se gasta?

Y García Ferreras se lanza de cabeza y cuchara en ristre a la sopera de almíbar:

Llevamos muchos años juntos. En nuestras vidas hay poca rutina y muchas emociones, y esto también ayuda. Pero son dos cosas las que fundamentalmente me mantienen unido a ella: su bondad y que junto a ella tiembla el suelo.

Remata el conductor de ‘Al Rojo Vivo‘ con una sentencia ‘Al Rosa Pálido‘:

La pasión, como te decía, me da sentido y equilibrio.

Y en una ronda rápida, lean sus respuestas al cuestionario final:

  • Una canción. La voz de mis hijos.
  • Una textura. La piel de mi gente cuando tengo tiempo para ellos.
  • El amor ideal del verano. El periodismo es el amor de mi vida. Pastor es mi amante durante las cuatro estaciones.

También, fiel a su fama de ‘piquito fino‘, inquiere Sostres por una sopa fría y responde tan fresco el progre García Ferreras:

El ajoblanco de El Bulli

Para los despistados, aclaramos que el precio más bajo que se paga en El Bulli son 200 euros.

García Ferreras se pone 'al rojo vivo' en una carroza del Orgullo Gay 2019PD

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído