DEPORTISTA EN APUROS

El niño al que prohibieron llevar la bandera de España estalla y envía una escalofriante carta a Carlos Herrera

El niño al que prohibieron llevar la bandera de España estalla y envía una escalofriante carta a Carlos Herrera
El joven deportista ha enviado una carta a Carlos Herrera. Cope

Un piragüista sevillano, Pablo Ogazón Rodríguez, no pudo celebrar como merecía las medallas conseguidas en el Campeonato de España Sprint de Jóvenes Promesas. Al adolescente, de 14 años, no se le permitió subir al pódium con la bandera de España luciendo en sus espaldas hasta en dos ocasiones diferentes.

El primero de estos hechos ocurrió a finales de junio en Mequinenza (Zaragoza). Pablo tuvo que quitarse la bandera cuando subió al podio para recoger su trofeo a petición de uno de los organizadores. En el segundo acto, celebrado en Verducido (Pontevedra), ocurrió lo mismo. En esa ocasión, el joven, lejos de amedrentarse, se dio media vuelta y se negó a recibir la medalla entre los abucheos de los espectadores.

El delegado de piragüismo del Círculo Mercantil de Sevilla, club para el que compite, envió una carta de queja a la Real Federación Española de Piragüismo. La respuesta fue insultante: aseguraban que el joven no llevaba la equipación oficial. Algo que, como demuestran los vídeos publicados, es falso.

Pablo está muy dolido porque tanto sacrificio y esfuerzo no ha servido para nada. El menor ha escrito una carta a Carlos Herrera donde relata lo sucedido y admite no poder dormir por el trato recibido. «Lo peor de todo era la forma en la que vinieron hacia nosotros como si llevásemos bombas o armas. Pero no solamente llevábamos la bandera de España, la bandera de mi país», relata.

Además, el niño cuenta a Herrera que le explicaron que no subiera con la bandera porque «todos somos españoles».  A lo que contesté: ¿Entonces por qué no puedo subir con la bandera de España si todos somos españoles? Me respondió que podía resultar ofensivo. La respuesta que me dio fue alucinante. En esos momentos estaba conteniendo las lágrimas”.

Y así se siente:  “Lo peor de todo es que tuvimos que recoger las medallas para que no nos sancionaran. Recogimos las medallas, las cuales para nosotros ya después de lo ocurrido habían perdido todo su valor”

Además, señala que ha vivido el peor día de su vida y que se siente destrozado por dentro y reconoce a Carlos Herrera: “Es triste que la primera vez que le envie algo sea sobre este tipo de cosas y sin duda alguna el domingo 29 de julio de 2019 ha sido el peor día de mi vida»

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído