EN LAS REDES LES ACUSAN DE PARECERSE A LOS 'TESTIGOS DE JEHOVÁ'

El País exige limpiar el armario y comprar prendas responsables para salvar el planeta mientras sus directivos contaminan viajando en jet privado

Javier Monzón, presidente de PRISA, fue destituido de Indra por comprar un avión privado

El País exige limpiar el armario y comprar prendas responsables para salvar el planeta mientras sus directivos contaminan viajando en jet privado

El verano parece estar afectando a la redacción de El País. Será que no encienden el aire acondicionado para salvar al planeta o quizá que los ‘enchufados’ por el nepotismo de Soledad Gallego Díaz no dan más de sí. Los del diario de PRISA llevan unos días soltando perlas en Twitter en las que apoyan dejar de comer carne o evitar la compra compulsiva. Y lo dice un medio que debe 1200 millones de euros a la banca tras más diez años de despilfarro y ludopatía bursátil en la bolsa.

Javier Monzón, presidente de PRISA, suele tener la sostenible costumbre de viajar en jet privado. Cuando era presidente de Indra, lo contrató cuando ocupaba el cargo sin permiso ni conocimiento del consejo de administración de la compañía, cuyo principal accionista es el Estado a través de la SEPI. Indra se lo traspasó al jugador del Real Madrid, Cristiano Ronaldo y de paso despidió a Monzón por esta compra desorbitada.

En 2012, mientras el grupo se desangraba financieramente, Juan Luis Cebrián volaba a Nueva York en jet privado para presidir un consejo de la compañía cotizada, y luego a Colombia para reunirse con los hombres más ricos de Latinoamérica en un encuentro a puerta cerrada en el exclusivo hotel Santa Teresa en Cartagena.

Cabe recordar también que mientras en PRISA se entregan como auténticos creyentes a lo que diga la niñata Greta, sus ‘buitres capitalistas’ estudiaban hace tres meses una nueva refinanciación que se moverá entre los 1.000 y 1.200 millones de euros. La editora de ‘El País’ trabaja desde hace un tiempo mano a mano con Linklaters en una nueva refinanciación mixta que se articulará, si finalmente se ejecuta, a través de un préstamo de unos 800-850 millones con Morgan Stanley y Goldman Sachs y una emisión de deuda de entre 400 y 500 millones.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído