EL COLUMNISTA DE ABC VE A LOS DE IGLESIAS ENTREGADOS…

Ignacio Camacho desentraña la penosa táctica veraniega de los podemitas que les deja para el arrastre

"Los socialistas no tienen nada que temer; les van a comer de la mano" asegura el periodista

Ignacio Camacho desentraña la penosa táctica veraniega de los podemitas que les deja para el arrastre
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, departiendo. Europa Press

El columnista y analista de la actualidad, Ignacio Camacho, hace una radiografía del verano de Podemos en su artículo en ABC de este 23 de agosto de 2019 y, ¡sorpresa!, la conclusión es aterradora para el país pero gratificante para la izquierda…

Eso sí, Sánchez es tan orgulloso que ya no tiene pinta de que vaya a dejarse querer por los cánticos de la sirena Irene Montero y compañía, y la amenaza de ‘o apoyan mi gobierno o a elecciones’ parece cada día más férrea. Aunque hasta Ignacio Escolar le cuente desde laSexta que los de Podemos están con la cabeza gacha… Canguelo en la izquierda: Escolar teme un triunfo de la derecha si hay elecciones y que sería «catastrófico para la democracia». 

Aún así, Camacho desentraña la penosa táctica que los de Iglesias han llevado a cabo durante este periodo estival y que deja les deja en un retrato pésimo comparado con lo que un día fueron. Explica en ‘La eximente’ que:

UN gobernante de vacaciones tiene sus facultades en suspenso. Ésta es la insólita justificación argüida por el partido Podemos para librar a Pedro Sánchez de explicar la crisis del «Open Arms» ante el Parlamento. Se trata, como es obvio, de un gesto para mantener los puentes de la negociación con Moncloa abiertos.

Continúa:

La extravagante eximente vacacional equivaldría, pues, a suponer que el país ha estado sin presidente dos semanas. Que a las limitaciones que el período en funciones impone a la gobernanza se suma el intocable derecho del primer ministro a disfrutar como cualquier funcionario de unas fechas de recreo blindadas. Que el apacible veraneo del César entre paseos marismeños y avistamientos de anátidas no puede suspenderse bajo ninguna circunstancia, se trate de un problema migratorio a escala europea o un incendio en Canarias.

Y concluye con el argumento esencial, que deja para el arrastre a los podemitas y que debería servir para el negociado a Sánchez, tan orgulloso, que llevará al país a nuevas elecciones:

A la vista de este razonamiento estrafalario se entiende mal la inquietud gubernamental por la eventual deslealtad de sus probables aliados. Si en un asunto menor y desde la oposición son capaces de envainarse sus bizarros criterios a las primeras de cambio, en su ansiado Gobierno de coalición y con el culo bien asentado en los sillones se allanarán todo lo que sea necesario. Los socialistas no tienen al respecto nada que temer: les van a comer en la mano.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído